Buena gobernanza: la clave de la transparencia

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

La buena gobernanza es el faro que alienta la gestión de los Comités Olímpicos Nacionales desde que el COI dictó la línea de establecer relaciones transparentes, constructivas y sinérgicas con los gobiernos de los países donde funcionan.

Para el COV, va mucho más allá de la consigna con la que se aprobó por unanimidad el informe de gestión de 2019. “Ha sido un año de unidad basada en rendiciones de cuentas públicas, porque eso da fortaleza y autonomía”, aseguró en su oportunidad el profesor Eduardo Álvarez, presidente del COV.

La buena gobernanza invita a proponer al deporte como un medio para promover la educación, la salud, el desarrollo y la paz. Consagra el derecho de las organizaciones deportivas a establecer libremente las normas de su disciplina, determinar su propia estructura y gestión, elegir a sus autoridades sin influencia externa y garantizar la aplicación de sus principios, pero a la vez les pide trabajar en armonía con las autoridades públicas, con un enfoque basado en la cooperación y no en la subordinación, y respetando el marco legal del país en el que se desempeñan. Además establece que el apoyo financiero público no debe llevar a obligaciones desproporcionadas por parte de los beneficiarios.

Para el COV, la rendición de cuentas pública y oportuna ha sido una cita ineludible con las federaciones que lo integran. Cada informe de gestión, aprobado con su respectiva memoria y cuenta, ha llevado la huella de los desafíos de año al que corresponde.

Por ejemplo, en 2008, se alcanzaba el récord de 110 clasificados en Beijing y era posible hacer una comparación de rendimiento entre distintos ciclos olímpicos.

2010 marcó el inicio de un nuevo periodo de Álvarez al frente del COV, al igual que sucedió en los años 2014 y 2018, en los tres casos con el establecimiento de metas para el cuatrienio que se iniciaba como punto central.

También en 2014, luego de la victoria en los Suramericanos de Playa de Vargas, se ofreció a la asamblea de federaciones un exhaustivo balance de tesorería y rendición de cuentas.

Todos los balances han dado cuenta también de las contribuciones, a través de recursos procedentes de Solidaridad Olímpica y Panamericana, a casi todas las federaciones afiliadas, atletas, entrenadores y programas beneficiados.

“Cada año, el primer trimestre es el momento de autoevaluarse, a la luz de los objetivos propuestos y cumplidos, con la rendición de cuentas transparente y oportuna ante la asamblea de federaciones, la instancia superior consagrada en el estatuto del COV”, finalizó Eduardo Álvarez.

PRENSA COV

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Publicidad
×
Publicidad
×
Publicidad
×