El inventor del knuckleball también inventó un coctel

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El lanzamiento más difícil de tirar y de dominar es el knuckleball. Phil Niekro, quien más y mejor lo ha usado, me dijo durante en una entrevista en 1985, cuando estaba estaba con los Yankees…:  

Publicidad

“Me es imposible dirigir la pelota a determinada área del home-plate. Lo que hago es tratar que todos los knuckleballs caigan en la zona de strike”.  

Y el knuckleball no fue inventado intencionalmente, sino sin culpa, y por necesidad. Quien lo inventó y el primero en tirarlo fue el zurdo Thomas (Toad) Ramsey, quien lanzaba  desde niño.

En su adolescencia, trabajaba en la construcción y sufrió un accidente que le cortó un tendón de la falanjeta del dedo índice de la mano izquierda, la suya de lanzar. Eso le dejó inmóvil y doblada la falanjeta, de manera que en vez de abrazar la pelota con el dedo, tenía que apretarla con la punta y con la uña.  

Por eso, cuando intentaba lanzar la curva, le salía un pitcheo muy extraño. Era lo que hoy llamamos la knucklecurve.  

Ramsey  dobló más tarde el dedo medio también, para apretar la bola con las dos uñas. Había creado el knuckleball, lo que le ayudó, apenas a los 22 años de edad, a ganar 38 juegos en 1886, tirar 588.2 innings y 66 juegos completos, con 499 strikeouts. Y en la campaña siguiente repitió, cuando ganó 37 veces y tuvo un juego de 17 strikeouts, frente a los Azules de Cléveland.        

También inventó Toad Ramsey por casualidad, un coctel, que se hizo famoso, muy solicitado, entre los bigleaguers.

“Creo que gustó mucho por ser fácil de preparar” solía decir, “porque no trataba de crear un coctel, sino tener algo para beber tan refrescante como fuerte en licor y sabor. Todo lo que hice fue ponerle a una jarra de cerveza, una copa de whiskey y una espolvoreada de pimienta. La verdad, una maravilla para tomarse tres después de lanzar nueve innings”.  

Y cuando le pedían que hablara de su knuckleball…:  

“Era divertido observar cómo no podía tener control alguno. Una tarde tiré una knuckleball que estaba seguro sería strike, y la pelota cayó un metro antes del home-plate”.   Pero tenía mucha confianza. Una vez el propietario del equipo le propuso…:

“No te pagaré el sueldo hoy. Pero te doy cien dólares por el juego o cinco dólares por cada strikeout”. Aceptó los cinco dólares y dejó strikeouts a 22, 110 dólares.  

Sin embargo su record final no fue nada bueno…: 113-124, 3-29.

Son un pequeño grupo los lanzadores del knuckleball

Algunos historiadores, perezosos para entrarle a la difícil investigación del Siglo XIX, suelen dar a Ed Cicote y a Eddie Summers, el crédito de inventores del knuckleball.

Pero el notable abridor de los Medias Blancas, llegó a las Mayores en 1905, dos décadas después del debut por esas alturas del real inventor, Toad Ramsey, y el rápido de los Tigres, más tarde aún, en 1908.  

En todo caso, por ser tan difícil, ha habido pocos knuckleballistas. En 150 años de Grandes Ligas, menos de 100.   Además de Ramsey, Niekro, Cicotte y Summer, algunos de los otros famosos del lanzamiento, han sido Hoyt Wilhem, Dutch Leonard, Ted Lyons, Charlie Hough, Jessie Haines, Wilbur Wood, Bob Purkey, Jim Bouton, Joe Niekro, Tom Candiotti y Tim Wakefield.  

La mayoría de los especialistas del knuckleball tienen largas vidas de bigleaguers, ya que el esfuerzo del brazo es menor que el exigido por rectas y curvas. Wilhem lanzó durante 21 años, hasta 1972, cuando llegaba a sus 50.

Los dos más grandes artistas del knuckleball 

“Ser el catcher cuando Phil Niekro lanzaba fue grande. Conocí a mucha gente importante, todos sentados tras el backstop”… Bob Uecker.-  

Niekro, elevado al Hall de la Fama en 1997, permanció 24 años lanzando en las Mayores, 1959-1987, después de seis en las menores. Su record quedó en 318-274, 3.35.  

Y Hoyt Whilhem entraba a relevar muchas veces en el sexto o séptimo inning y se mantenía ahí hasta el último out, salvaba o ganaba el juego. Salvó 227 veces y ganó otras 143.

Está en el Hall de la Fama desde 1985.   El famoso columnista de Nueva York, Dick Young, escribió …: “Antes de que Wilhem se retire, se acabará el beisbol”.  

Entre otras cosas…

Cuando Toad Ramsey surgió en 1885 con su knuckleball, un periodista de Chicago clamaba que prohibieran “eso, por no ser natural”. 

“Una pelota lanzada por un buen knuckleballista, se mueve igual o mucho más, que una bailarina de regetón bien loca”… José Altuve.

Gracias a la vida que me ha dado tanto, incluso un lector como tú.

Publicidad
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Enlaces patrocinados

Publicidad
×
Publicidad
×