La histórica rivalidad se vivió con nuevos rostros

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El primer clásico de la Liga Venezolana de Beisbol Profesional finalmente llegó este jueves, cuando Leones del Caracas y Navegantes del Magallanes se vieron las caras por primera ocasión, siendo además un duelo cargado de peculiaridades, pues los mánagers de ambos equipos dirigieron por primera vez en la máxima rivalidad de la pelota rentada de Venezuela.

Sin embargo, pese a ser el debut para Harry Guánchez y Enrique Reyes, pilotos de los melenudos y eléctricos, respectivamente, asumieron el primer enfrentamiento con la misma responsabilidad que cualquier otro, intentando alejar un poco el hambre de vencer al rival histórico de cada organización.

Batalla anímica

Para Guánchez, siempre existirá esa diferencia cuando son los Navegantes quienes ocupan el dugout de enfrente, pues estos partidos son bastante importantes anímicamente por todo lo que representan.

“Siempre hay un aditivo más. Aquí hay historia, tradición y deseos de ganar, de que las cosas te salgan bien”, comentó el estratega previo al careo que se disputó en el Estadio Universitario. “Los muchachos llegaron con ánimos y Dios mediante los resultados van a ser favorables a partir de ahora”, añadió el mandamás de la tropa capitalina, luego de llegar a la jornada de ayer con récord de cero victorias y dos derrotas.

Por su parte, el mánager de los bucaneros asumió el partido con una mentalidad un poco distinta, aunque con la misma finalidad: obtener el triunfo.

“Este es un clásico como en todos los países, siempre hay una rivalidad entre equipos como ocurre en México, Dominicana, Puerto Rico y hasta en Estados Unidos. Es un clásico, pero es un juego de beisbol y nosotros saldremos a ganar”, explicó Reyes.

El próximo jueves será el segundo juego entre los eternos rivales en Valencia.

Un lineup con más habilidad

Como todo equipo, el róster de los Navegantes sufrió algunos cambios para este año con respecto a la pasada temporada, especialmente en la ofensiva. Sin embargo, el piloto Enrique Reyes sabe que deben adaptarse para trascender. “Para este año todo cambió. No tenemos mucha fuerza, así que debemos jugar el béisbol pequeño, el béisbol agresivo”, dijo el mánager, quien espera contar con bateadores más hábiles en el plato para la temporada en curso.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Publicidad
×