Inicio » Baloncesto » La gran lección de Derrick Rose

La gran lección de Derrick Rose


WILLIAMS BRITO | CARACAS.- La semana pasada Derrick Rose sorprendió al espectro de la NBA con los 50 puntos que anotó para darle el triunfo a Minnesota sobre Utah 128-125. Esa actuación reafirmó que está de vuelta al primer nivel de la liga, y que por fin superó la nube gris marcada por las serias lesiones que sufrió en su carrera. Rose estaba llamado a convertirse en la gran figura de Chicago, pero todo cambió en 2012 cuando se desgarró la rodilla izquierda en el primer partido de los playoffs que ganaban cómodamente a Filadelfia 99-87 con apenas 1:22 por disputar. En ese instante dio un viraje la trayectoria de aquel jugador de 23 años de edad que fue electo como número uno del Draft de 2008, que ganó el Novato del Año de la temporada 2008-2009, que fue el Más Valioso de la 2010-2011 con promedios de 25.0 puntos y 7.7 asistencias para llevar a los Bulls a conseguir el mejor récord de la zafra.

 

El año 2012 estuvo lleno de contratiempos para Rose y perdió 26 juegos. El calvario comenzó el 11 de enero con una torcedura del dedo gordo del pie izquierdo; desde el 10 al 18 de febrero estuvo fuera de acción por dolores en la espalda; del 14 de marzo al 5 de abril no actuó en 12 desafíos por molestias en la ingle; el 10 de abril sufrió un esguince en el tobillo derecho; vino la quinta lesión el 16 de abril, esta vez en el pie derecho; y finalmente el primero de mayo tuvo el desgarre que lo sacó de acción. Rose no pudo jugar en la 2012-2013 y apenas disputó 10 partidos en la 2013-2014. Dio muestras de mejora con 51 presentaciones en la 2014-2015 y se despidió de los Bulls a la temporada siguiente con 61 encuentros.

 

Rose pasó por Nueva York sin pena ni gloria en la 2016-2017. La otrora estrella perdió su fulgor y apenas dejó media de 18 puntos y cuatro asistencias. Mientras que la temporada pasada bajó su cotización cuando apenas disputó 19 juegos con Cleveland antes de ser enviado en un cambio a Minnesota. Previo al actual torneo, Rose dijo a la prensa que no estaba acabado, que apenas iba a cumplir 30 años y que demostraría que podía con la liga. Por eso explotó en lágrimas al anotar los 50 puntos el pasado 31 de octubre. Ni siquiera cuando contaba con su mejor condición física alcanzó una producción ofensiva como esa. Rose nos enseñó una lección: no hay que rendirse.

Add Comment

Agregar comentario

Chica Lider

Lo Más Visto