Inicio » Fútbol » La expansión vuelve con sus dilemas

La expansión vuelve con sus dilemas


GERARDO BLANCO | CARACAS.-  Desde que se construyeron los nuevos estadios para albergar la Copa América de 2007, la dirigencia del fútbol venezolano se ha enfrentado con un dilema que nunca antes había tenido. ¿Cómo dejar sin fútbol a ciudades donde el Estado invirtió fortunas en infraestructura deportiva como Maturín, Puerto La Cruz, Barquisimeto o Maracaibo?  De allí que una vez culminada la Copa América, en la temporada 2007-08 la Federación Venezolana de Fútbol tomó la decisión de expandir el campeonato, y en lugar de 10 equipos aumentó la competencia a 18 participantes. En esa ocasión eran Monagas y Trujillanos los que perdían la categoría. El estadio  Monumental Juana La Avanzadora de Maturín estaba todavía oloroso a pintura fresca y en Fevefútbol le pareció un disparate mayúsculo dejar a la ciudad sin un club en la máxima categoría.

La solución fue ampliar los cupos para aprovechar los nuevos estadios. Subieron Guaros de Lara y Unión Lara para jugar en el Metropolitano de Cabudare; el Deportivo Anzoátegui para utilizar el José Antonio Anzoátegui de Puerto La Cruz;_regresó Estudiantes de Mérida para dar uso al reluciente Metropolitano; y a ellos se añadieron nuevas y fugaces divisas como Estrella Roja; y equipos con más tradición como Deportivo Italia, El Vigía y Llaneros de Guanare. En ese momento, la expansión recibió críticas, porque se aseguraba que el nivel de la competencia y de los jugadores decaería. Pero los resultados indican lo contrario. Desde entonces el fútbol nacional se ha hecho más disputado. El dominio que Caracas, Unión Atlético Maracaibo y Deportivo Táchira ejercieron entre 1996 a 2011 decayó. Deportivo Lara ha ganado cuatro torneos cortos, consiguió su primera estrella y ha jugado otras dos finales;_Deportivo Anzoátegui también conquistó un  torneo Apertura; Zulia ha sido bicampeón de Copa Venezuela y Zamora se transformó en la institución más sólida y exitosa del último lustro.

Los clubes venezolanos se convirtieron, además, en exportadores de futbolistas. Nunca como en estos once años que lleva la expansión, Venezuela produjo tantos jugadores de calidad internacional. Las selecciones menores clasificaron a campeonatos mundiales y la Sub-20 se consagró subcampeona en la cita de Corea del Sur 2017.  Y un jugador surgido en estos años de expansión, como Josef Martínez, se convirtió en la máxima estrella en una de las diez ligas más poderosas del planeta como la MLS de Estados Unidos. De allí que la nueva expansión a 20 equipos hay que analizarla desde la perspectiva no solo deportiva y económica, sino también social. ¿Es mejor dejar a Acarigua y a Puerto La Cruz sin fútbol, donde de nuevo se está invirtiendo para recuperar instalaciones y fortalecer estructuras, o apostar por esas plazas para que se consoliden en el futuro? El tiempo dirá si es un acierto esta nueva expansión a 20 equipos para 2019.

Etiquetas-

Add Comment

Agregar comentario

Chica Lider

Lo Más Visto