Inicio » Opinión » Columnas » Lecciones de Argentina y Caracas

Lecciones de Argentina y Caracas

Caracas FC/ @Caracas_FC

En Argentina se aprobó un proyecto piloto para estudiar el fútbol en 32 escuelas

Parece que al fin a Eduardo Galeano le han hecho caso. El célebre escritor uruguayo decía que no podía entender por qué en la educación de América del Sur no se impartía el fútbol como materia de estudio, tal ha sido su trascendencia en el quehacer cotidiano de esta extensa geografía. Bueno, en Argentina se acaba de aprobar un proyecto piloto para estudiar el fútbol en 32 escuelas. Por eso decimos “lecciones de Argentina” en el título, como sentidos figurado y para que el lector no crea que estamos imaginando a los blanquiazules conquistando por toda la línea el Mundial de Rusia, ni que vamos a hablar de los esquives de mago de Lionel Messi o de la inteligencia probada de Javier Mascherano en la defensa y el mediocampo, que, cómo no, pueden también ser lecciones de la materia escolar. Posiblemente el programa va a ser extendido a todo el país del Plata, y emulado en un futuro cercano por el resto de las naciones de este lado del mundo. Sí, Eduardo Galeano como que tenía razón…

 

Y para dar también su lección, el Caracas recordó ante el Everton, en la Copa Suramericana, su victoria de 2011 ante Unión Española en la Libertadores. Son varias las coincidencias: dos victorias de 2-1, y las dos ante equipos chilenos en su tierra austral. Antes, en el partido jugado en el estadio Olímpico, los venezolanos habían batido, con goles de Edgar Jiménez de tiro penal y el panameño Nelson Barahona, a los unionistas. Entonces eran buenos tiempos, y aunque este equipo de hoy día y aquel de hace algunos años, entonces con Ceferino Bencomo al comando, poco se parecen, ahora, con la conducción de Noel Sanvicente se vuelve a insinuar. Hay quien asevera que en el fútbol la camiseta no habla y que no hay fantasmas que acechan y asustan, pero tal parece que a los equipos de Chile al jugar contra el Caracas se les aparecen los espantos. Vaya…         

 

Para quienes tuvimos la fortuna de verlo jugar en los campeonatos venezolanos, la pequeña figura de Celso de Oliveira va a ser inolvidable. Veloz, imaginativo, improvisador, sembró una estela de gran jugador, particularmente con el Galicia y en Copa Libertadores. Celso, padre de Dani, gerente general  de Metropolitanos y en su momento también futbolista de quilates, dejó la vida hace unos días. Nos enteramos tardíamente, pero estas líneas, y muchas más que han de ser escritas alguna vez, se las debíamos. Si los periodistas de nuevas generaciones, a veces muy generosos para el elogio, lo hubiesen visto en una cancha, no sabemos a cuáles adjetivos habrían de recurrir para admirar a aquel jugadorazo de tardes de lujo. A Celso lo llevaremos por siempre en la memoria. Nos vemos por ahí.

Etiquetas-

Add Comment

Agregar comentario

Chica Lider

Lo Más Visto