Inicio » Opinión » El bochorno del Pachencho Romero

El bochorno del Pachencho Romero

@Johann182

GERARDO BLANCO | CARACAS.- ¿Jugar o no jugar? El dilema con tiente hamleteanos se presentó a los equipos de fútbol este fin de semana en la acontecida sexta jornada del fútbol nacional. La criminal guerra contra el sistema eléctrico denunciada por el Gobierno nacional, que dejó al país a oscuras durante largas horas durante el fin de semana, afectó la realización de los partidos de la primera división. Lo más conveniente, dado la emergencia anunciada por el propio gobierno, era suspender la jornada para evitar las complicaciones que conllevaba la situación. ¿Qué sentido tenía obligar a los equipos a movilizarse a lo largo y ancho del país, si se sabía que había una emergencia nacional y que en los estadios no existían las condiciones para disputar los juegos?

La Liga de Fútbol Profesional, la Federación Venezolana de Fútbol y la Asociación de Futbolistas Profesionales debieron tomar la medida de suspender la jornada para proteger a todos los que participan en el campeonato:_jugadores, entrenadores, directivos, personal técnico y aficionados. En esta ocasión se trataba de una medida justificada que, además, hubiera contribuido a morigerar las dificultades eléctricas del país. Porque ante la contingencia energética, lo menos que necesitaba el país era plantas de emergencia iluminando los estadios, cuando esos equipos bien podían ser utilizados para atender necesidades más urgentes.

Dejar en manos de los jugadores la decisión de salir a la cancha y disputar los enfrentamientos pautados en el calendario fue una posición incomprensible de la dirigencia de lavarse las manos ante el problema. No había necesidad de someter el torneo al bochorno que ocurrió en el estadio Pachencho Romero de Maracaibo, donde los jugadores de Zulia y Caracas acordaron entrar en el terreno para jugar a nada en señal de protesta, porque en el estadio no había condiciones para celebrar este duelo.

Así como se pospusieron los duelos entre Trujillanos y Estudiantes de Mérida, y el Deportivo Lara ante Estudiantes de Caracas, el resto de la jornada también pudo ser suspendida en beneficio del propio espectáculo, sin que esto significara sumarse a quienes apuestan por la guerra económica, mediática y ahora energética que afronta el país.

El deporte no está al margen de esta batalla que libra Venezuela por su paz y soberanía. Sería bueno que los jugadores, así como protestan por la falta de condiciones para jugar, también muestren su disconformidad por quienes desde fuera de nuestras fronteras sabotean al país. ¿O acaso están de acuerdo con lo que amenazan con invadir a Venezuela y dejarnos no solo a oscuras, sino con desatar una guerra para apropiarse de nuestros recursos? Hasta ahora no ha habido ni una sola muestra de solidaridad de los jugadores con la patria.

Etiquetas-

Add Comment

Agregar comentario

Chica Lider

Lo Más Visto