No contaban con la astucia de Martínez

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Los Astros eran favoritos de la mayoría en esta Serie Mundial, incluso entre la mayoría de los expertos informadores de los corredores de apuestas de Las Vegas.

Todos juzgaban los dos rósteres como muy parejos, pero el período de más de una semana sin juegos de los Nationals, parecía ser una diferencia notable. Un descanso nocivo.

Y sí lo era. Pero el mánager Dave Martínez, se frotó las manos al estilo del Chapulín Colorado y dijo…:

“¡No contaban con mi astucia!”.

Antes de terminar la serie por el campeonato de la Liga Nacional, cuando ya parecía que los capitalinos barrerían a los Dodgers, Dave puso a trabajar a la gente del equipo en Washington. Pidió conseguir una selección de lo mejor de varias Universidades para realizar juegos diarios.

Ese equipo se armó con peloteros de tres Universidades y un high school de la capital y de Virginia. Y cuando en Las Vegas suponían a los Nationals durmiendo siestas exageradas, ellos realizaban siete juegos en seis días, y ganaban cinco.

Además, la astucia de Martínez fue profunda en la organización de esos juegos, porque pidió que los lanzadores de las Universidades fueran los de Nationals para que los de los Nationals tiraran con el club de los muchachos. Así, los bateadores bigleaguers se enfrentaron a pitcheo de Grandes Ligas y los bateadores estudiantes a pitcheo de estudiantes.

Quizá hubo otros motivos, pero el más notable fue esa actividad que volteó absolutamente la tortilla. Pusieron la Serie en la capital 2-0 a favor de los no favoritos, quienes, además, jugaban de visitantes, para demostrarles, de paso, a los habladores de tonterías, que en el beisbol no hay ventaja de home club. Y eso se confirmó antenoche en la capital.

El róster de los Astros, hombre por hombre, se ve superior. Pero el mánager A.J. Hinch, además de bregar con el “Chapulín” Martínez, ha tenido que enfrentarse con casos como el de George Springer, quien no corrió debidamente tras un batazo en el segundo juego. Desinterés.

Los Nationals, quienes llegaron al juego de ayer sábado 2-1, le han sacado provecho a cuanta jugada de las pequeñas les ha dado el juego, y esa es una fórmula infalible para ganar Series Mundiales. Lo cuenta así la historia de las 114 anteriores a la actual.

Desde luego que esos juegos frente a los estudiantes no fueron una movida pequeña, sino una inmensa estrategia.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Publicidad
×