Inicio » Opinión » La Vinotinto a cuartos de final

La Vinotinto a cuartos de final


La imaginación vagabunda suele ser fértil y además no cobran por tenerla.

CARACAS.-  ¿Quién no ha soñado en pegar el premio mayor de la lotería, o hacerse de un dinero incontable con el acierto en los caballos? Así mismo hay quien sueñe, entre ellos quien escribe, en ver a Venezuela en un Mundial de Fútbol. Veamos:

La Vinotinto ha clasificado quinta de América del Sur luego de batir en el repechaje, en partidos ardientes, a Nueva Zelanda. Hay festejos en todo el país, y se ha agotado el arsenal de fuegos artificiales comprados con urgencia a las fábricas chinas.

Luego de una intensa preparación, los venezolanos han llegado a Rusia. Les tocará bregar en el grupo C con Francia, Australia y Dinamarca (el mismo donde, parados frente a la realidad, estará Perú. Entonces, con el permiso de los peruanos).

La Vinotinto dejó la piel y el alma hasta conseguir el empate a dos frente a los daneses. En el fragor partido, jugado a sangre, sudor y fútbol el 16 de junio en el Saransk Arena, a 646 kilómetros de Moscú, la afición de la ciudad respaldó hasta enronquecer a los suramericanos, especialmente cuando Salomón Rondón y Juan Pablo Añor reventaron la red de Dinamarca.

Cinco días después, habría que tragarse la rabia que da la impotencia al caer 4 a 1 ante Francia. En la Arena Ekateninburgo, a 1.787 kilómetros de la capital rusa como sede más alejada, los franceses, que poco caso hicieron al gol conseguido por Tomás Rincón, hicieron valer sus modales de equipo fino para hacer caer de bruces a los criollos.

Y entonces, llegó el día del juicio. El 26 del sexto mes, en la turística Sochi, la locura. Con gol de Rondón, siempre el salvador, la Vinotinto, en su primer Mundial, batió a los australianos y ya estaba en octavos de final. La aventura de la Copa continuaba a 1.620 kilómetros de la Plaza Roja y el Kremlin.

Ahora contra la fuerza de Nigeria, primera de la llave donde Argentina fue segunda. En el estadio Nizhny Novgorod (a 417 kilómetros del río Moscova) fue el partido: cero a cero, prórroga, penales. Dios, cuántas angustias para batir a los africanos en el quinto disparo: Nicolás “Miku” Fedor, emergiendo del banco, metió la bola en el rincón de la gloria.

Hasta ahí llegó el sueño. La travesura de esta crónica había roto las fronteras de la posible, porque Portugal, con Cristiano Ronaldo exultante e implacable, clavó tres piedras de desesperanza en el arco venezolano y así llegó a su fin, en Sochi, lo que pudo haber sido.

Memorias de Brasil

Hace casi cuatro años, en medio del Mundial, caminando por Ipanema, Leblón y Copacabana, por Lapa y el lago Rodrigo de Freitas, topamos con pequeños grupos de venezolanos que lamentaban en el alma la ausencia de la Vinotinto en al festín de fútbol y calles. Cantaban, bailaban, pero allá adentro, en donde los sentimientos se esconden, había una desolación. En Rusia seguramente pasará lo mismo, porque aunque la cantidad de aficionados será más pequeña que en Río de Janeiro, el dolor profundo será el mismo. Ay, Vinotinto, ¿cuándo escribiremos de tus partidos en un Mundial? ¿Cuándo será ese bendito día? ¿Cuándo carajo?

En tips

Aquel 1965
En el Olímpico jugó Venezuela su primer partido premundialista como local. Fue una caída 3 a 1 ante Uruguay. El gol fue de Argenis Tortolero.

Al fin 1981
Un acierto de Pedro Acosta al cobro de un tiro de esquina le dio a la Vinotinto su primera victoria en un Premundial. La conquista fue ante Bolivia.

Penal 2009
Ante la negativa de Juan Arango, cobró Fedor a las manos del arquero paraguayo. La posibilidad de ir al Mundial de Suráfrica se acababa de esfumar.

Mala hora 2017
Después de un arranque con dudas, la selección nacional no se pudo recuperar y volvió a sus días oscuros como última de América del Sur.

crisluisguerra@yahoo.com
@camisetadiez

Etiquetas-

Add Comment

Agregar comentario

Chica Lider

Lo Más Visto