Desde 1876 se roban señas

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Buena nueva.– El guayanés de Puerto Ordaz, Eugenio Suárez, 3B de los Rojos, dijo el viernes que cree poder jugar en la inauguración de la temporada, el jueves 26 de marzo, con los Cardenales de visita. Ya comenzó a lanzar pelotas, recuperado de la operación en el hombro derecho por lesión sufrida en una piscina.

Publicidad

¡Pobre David Ortiz!.- A David Ortiz le importa muy poco la historia, incluso su propia historia, no tiene la menor idea de lo que son símbolos, las reliquias, ni el amor por lo hecho, no le importa su propia carrera. Este sábado abrió una venta de garaje para salir de todo lo que tiene de sus 20 temporadas en las Mayores con Twins y Medias Rojas.

Las ventas de garaje las hacen los necesitados de dinero, y Ortiz cobró por jugar en Grandes Ligas 143 millones 500 mil dólares, más 21 millones por derechos de souvenirs.

Maracaibero de Perú.– El zurdo Jesús Luzardo (Atléticos), de 22 años, va camino a quedarse con el equipo grande. Su recta, el cambio y la enorme curva, son de bigleaguer. El año pasado en seis juegos, 12 innings, dejó récord de 0-0, 1.50, más ahora en los entrenamientos, 2 innings, 0.00. Jesús es nacido en Perú, pero prefiere que lo llamen maracaibero.

Germán Carías hijo, hizo un tremendo trabajo, y miren lo que nos obsequió. Muchas gracias amigo…:
La data más antigua registrada de un equipo robando señas es de 1876, cuando los Hartford Dark Blues escondieron a una persona en una choza para avisar a sus bateadores cuando el pitcher lanzaba la curva. Fuente: “Everybody tries to cheat a little” By Cliff Corcoran.

En 1897, George Stallings, gerente de los Phillies, escondió al catcher de reserva, Morgan Murphy, en un recinto, por el jardín central, con un binocular y un telégrafo, para que le informara sobre las señas que usaba el receptor contrario. Fuente: “The Red Sox’s sign-stealing scheme was less nefarious than stupid” by Steven Goldman.

En 1900, Pearce Chiles, entrenador de los Phillies, fue ubicado, dentro de una caja, con cables eléctricos para transmitir mensajes codificados sobre los lanzamientos. Les informaba a los bateadores con golpes al suelo en clave morse. Fuente: “The shocking history of sign stealing in baseball” Archivo de Yahoo Sports.

Del Baker, Joey Amalfitano y Joe Nossek fueron considerados de los mejores ladrones de señas. “The hidden art of stealing signs” by Joe Lemire.

En 2001, los miembros de los Gigantes de Nueva York de 1951, admitieron haberles robado señas a los Dodgers de Brooklyn con un telescopio, para ganar el título de la Liga Nacional. “Hitters knew pitches in strecth drive” Archivo de ESPN.

Gracias a la vida que me ha dado tanto, incluso un lector como tú.

Publicidad
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Enlaces patrocinados

Publicidad
×
Publicidad
×