La columna go go-Sox publicada hace 9 años

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Si el coronavirus y los culopicosos lo permiten, esta columna cumplirá, en octubre, 60 años prestando servicio diario, de lunes a domingo.-  

Publicidad

Esto es una columna a petición...

Jorge Morales, desde Lima solicitó una columna acerca de los Medias Blancas, publicada hace casi nueve años, y le contesté que no la tenía. Pero Daniel Rojas R. de Barquisimeto, realizó una encomiable labor investigativa, hasta encontrarla.

Y aquí está con un abrazo emocionado y la gratitud para Daniel.  

Juan Vené. En la pelota…Junio 6, 2011
Aparicio, Fox, Al López y los go-go Sox de 1959  Citi Field, Flushing (VIP-WIRE).
Esta temporada es la del aniversario 50 de los 61 jonrones de Roger Maris (Yankees), con los cuales superó el récord de los 60 de Babe Ruth. Y su compañero de equipo, Mickey Mantle, aún asediado por las lesiones, disparó 54 más.

Ocurrió dos años después de terminar la década de los cincuenta, pero de esa campaña, culminada con el triunfo de los Yankees sobre los Rojos en la Serie Mundial, se dice que fue la coronación de tan brillante período.

Los Yankees ganaron ocho campeonatos y seis Series Mundiales entre 1950 y 1959. Sin embargo, lo más rimbombante, porque fue una burla a todas las predicciones, fue el título de la Americana ganado por los Medias Blancas en 1959.

Este club del sur de Chicago, en plena época de jonroneros notables, sacó menos batazos que cualquiera de los demás equipos de ambas Ligas. Apenas 97. El receptor Sherman Lollar fue el líder del equipo, con sólo 22.

El as de la rotación, Early Wynn, ganó 22 juegos, después de cumplir sus 39 años. Los Mejores peloteros del roster eran el 2B Nellie Fox, y el SS Luis Aparicio, quienes pesaban en conjunto 310 libras, menos de 70 kilos cada uno.

Pero los Medias Blancas fueron durante los seis meses de la campaña, líderes a la defensiva, en pitcheo y en velocidad. El sur de Chicago deliraba con los go-go Sox, quienes ganaron 35 juegos por una carrera y perdieron solo 15. El mánager, Al López, disfrutaba viendo a sus pupilos sacarle partido a todos los pequeños detalles del beisbol.

Robaron 113 bases, Aparicio sólo 56 de ésas. El segundo equipo en robos fueron los Dodgers, 84.

López recibió numerosos elogios como mánager ese año, y él dijo entes de la Serie Mundial que perdieron en seis juegos con los Dodgers…:

«Somos ganadores porque todos juegan para y por el equipo, y porque tenemos un líder capaz de muchas cosas en busca de una victoria, Luis Aparicio. Muy a menudo prefiere ser él out si es que puede arrimar corredores con sus roletazos hacia el lado opuesto. El eje alrededor del cual gira nuestra maquinaria es formado por Aparicio y Fox».

¡Inolvidables aquellos go-go Sox!

Gracias a la vida que me ha dado tanto, incluso un lector como tú…

Publicidad
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Enlaces patrocinados

Publicidad
×
Publicidad
×