Ir a la home de Líder en deportes.com. Tu diario deportivo sobre la actualidad del beisbol, fútbol e hipismo

Twitter Facebook Rss Youtube Pinterest Google+
 

Opiniones y columnas sobre el deporte

Sabercafé

El Bateador Designado en el círculo de espera en la Liga Nacional

10/04/2013 2:52pm | El uso del nicho del designado para descansar a los titulares defensivos de cada posición se ha convertido en la nueva practica en la Liga para maximizar eficiencia a lo Moneyball


El Bateador Designado en el círculo de espera en la Liga Nacional


Bud Selig ha sido un comisionado controversial y en su gestión se han llevado más cambios en la organización y forma de  jugar las Grandes Ligas que en la de ningún otro. Esta temporada 2013 que apenas ve sus albores cuenta con dos cambios significativos: el pase de los Astros de Houston a la Liga Americana dejando en quince equipos cada liga y el establecimiento de un juego diario interligas de manera que todos los equipos tengan oportunidad de jugar diariamente. Por supuesto ahora tendremos un recordatorio diario de  la principal diferencia en cómo se juega el beisbol en la Liga Americana y la Liga Nacional : el bateador designado.

 

El ala tradicionalista de aficionados que piensan que dejar al lanzador tomar turnos al bate durante los juegos es una forma de perpetuar la esencia del beisbol, como un deporte con solo nueve jugadores en juego, además ven su eliminación como una disminución de estrategia al juego. Es más, para las mentes más tradicionales se concibe casi como un pecado mortal que existan jugadores que son contratados solamente para tomar cuatro o cinco turnos por juego durante toda la temporada y pasen el resto del juego comiendo pistachos y haciendo globitos de chicle sentados en el banco mientras sus compañeros se esfuerzan jugando a la defensiva. Sin embargo, existen argumentos que hacen pensar seriamente en que incorporar el designado en la Liga Nacional es un paso hacia adelante en la competitividad del deporte y que su existencia traería beneficios colaterales para los equipos que los usan.

 

Primero que todo vamos a lo básico: ¿cómo batean los lanzadores en la Liga Nacional?

En 2012, en 5556 apariciones al plato batearon para 129 avg/162 obp/168 slg incluyendo 2038 ponches, que representan el 37 % de las apariciones al plato y solo 179 boletos y 24 Hrs.  Y en 2011? 142/177/184 y 33% de ponches. Y en  2002? 148/180/194 con 32% de ponches. Y en 1992? 137/166/170 y  32% de ponches. Y en 1973? 149/190/188 con 30% de ponches. Y en 1963? 133/161/174 con 33% de ponches. Y en 1943? 190/233/231 con 27% de ponches. Podríamos revisar cualquier año de la historia de la Liga Nacional y los resultados no serian muy distintos. Incluso el último año en que los lanzadores batearon en la Liga Americana, en 1972, los resultados fueron similares a los de sus colegas de la Liga Nacional: 145/185/182 con 34% de ponches. 


No es difícil preguntarse que estrategia existe entre decidir si dejar batear al lanzador es mejor que ponerlo a tocar en sacrificio o simplemente sustituirlo por un cátcher o un infielder de la reserva, sabiendo que la probabilidades de éxito históricas de no ser out no pasan del 15% aproximadamente. Mucho más difícil, estratégicamente hablando parece tenerla un manager de la Liga Americana si debe decidir entre dejar batear a su designado o ponerlo a tocar en sacrifcio en una situación para ello. Luce poco lógico que la decisión estratégica se base en la pobreza de las alternativas que tienen los managers de la Nacional.

 

Uno de los argumentos tradicionalistas contra el bateador designado también esta en la imagen  del anti-atleta que tradicionalmente se le asocia: jugadores cuya habilidad defensiva es limitada por sus características físicas, su peso o su edad pero que tienen talento bateando la pelota, muy al estilo de David Ortiz.  Este argumento nació con la propia regla del bateador designado cuando los equipos comenzaron a utilizar jugadores de avanzada edad que se encontraban en el ocaso de sus carreras como Orlando Cepeda, Oscar Gamble, Chilli Davis Harold Baines, Paul Molitor o bien jugadores corpulentos o poco agraciados físicamente al estilo de Ron Blomberg (el primer “designado” de la historia) Ken Phelps y Edgar Martínez (posiblemente el mejor bateador designado de la historia).  Sin embargo, hay la creencia hoy en día que en todos los equipos de la Americana hay jugadores como David Ortiz, Jim  Thome o Travis Haffner tomando la mayoría de los turnos del bateador designado cuando la verdad en los últimos 12 años han habido solo 47 temporadas de bateadores designados en las cuales un jugador tomo al menos 75% de los turnos legales en esa posición y casi todas pertenecen a este trió de jugadores.

 

De hecho en 2012 el mejor de bateador designado de la Liga correspondió a los Yanquis de New York bateando 293/362/497 con 30 dobles y 29 HRS, 93 anotadas y 100 carreras impulsadas. El secreto del éxito yaqui estuvo en rotar por el puesto de designado a buena parte de sus regulares para otorgarles un descanso al campo: Alex Rodríguez, con 36 años a cuestas y aun siendo el 3B titular tuvo 170 AP en 38 juegos como designado y su producción fue excelente (307/371/467 con 5 Hrs y 20 impulsadas), el "Capitán América", Derek Jeter, a sus 38 años, descanso de su trabajo defensivo durante 25 juegos como designado tomando 114 AP con resultados aun mejores que los de Rodríguez (388/439/524 con 3Hrs, 18 anotadas y 12 impulsadas).  Otros 14 jugadores alinearon alguna vez como bateadores designados incluyendo al LF Raúl Ibáñez /28 juegos), al utility del infield Eric Chávez (19 juegos), al RF Nick Swisher (12 juegos) y al utility del OF Andruw Jones (19 juegos).

Si revisan en  los equipos de la Liga Americana en 2012 encontraran que no hubo un solo jugador, ni siquiera David Ortiz o Delmon Young, que pudiese considerarse "designados a tiempo completo" por consumir el 75% de los turnos legales destinados al  bateador designado en su equipo. El uso del nicho del designado para descansar a los titulares defensivos de cada posición se ha convertido en la nueva practica en la Liga para maximizar eficiencia a lo Moneyball, permitiendo reducir lesiones, aumentar productividad ofensiva y reducir la dependencia económica que conlleva contratar a un designado de tiempo completo.

 

Pero aun hay otra razón de peso que puede terminar de desequilibrar la balanza a favor del uso del designado en la Liga Nacional. Desde hace unos cinco años, año tras año, se ha venido batiendo el récord de ponches por juego de una temporada en las Grandes Ligas y en 2013 la marca ya está por encima de la marca del 2012. Ello implica un serio riesgo de reducción continua de los niveles ofensivos en ambas ligas y probablemente fuerce a Major League Baseball a tomar medidas para contrarrestar este fenómeno y levantar la ofensiva en el juego. Por ello eliminar el turno del lanzador pinta como una oportunidad dorada para matar dos pájaros de un tiro y terminar de emparejar las reglas de juego en las Grandes Ligas, único sitio dentro de los grandes torneos de beisbol en todo el mundo donde todavía se obliga a los equipos a incluir a los peores bateadores de sus equipos dentro de sus lineups. Parece solo cuestión de tiempo a decir verdad.


Manuel Tortolero (@MTortolero)

manuel_tortolero@yahoo.com






Redes Sociales

Redes Sociales


Agenda

No hay resultados
No hay resultados
No hay resultados

No data found
Píllate La Foto Baltimore Ravens: Cheerleaders de la NFL

Baltimore Ravens: Cheerleaders de la NFL

31/12/2011 10:40am | Este es el duro proceso que deben pasar las muchachas para llegar a ser parte de un equipo de cheerleaders de la NFL en los Estados Unidos, tal vez...

Portada Líder

Portada del 24-04-2014: Nadie se la ve a Martín

Soluciones móviles

Líderendeportes.com en YouTube Líderendeportes.com en Facebook Líderendeportes.com en Blackberry Líderendeportes.com en iPhone Líderendeportes.com en Rss Líderendeportes.com en Twitter Líderendeportes.com en Android Líderendeportes.com en Ovi