martes, mayo 28, 2024
InicioBeisbolBabe Ruth estuvo enfermo de la "gripe española"

Babe Ruth estuvo enfermo de la “gripe española”

AFP/PARÍS

La desesperada lucha del mundo contra el nuevo coronavirus recuerda a la batalla de comienzos del siglo pasado frente a la gripe española, por lo que la AFP examina algunas situaciones de los métodos que afrontó el deporte durante la pandemia de 1918, y cuyos efectos duraron varios años más.

La gripe española y la guerra contribuyeron al nacimiento de la leyenda de Babe Ruth como bateador de beisbol. La enfermedad fue introducida en Estados Unidos por las tropas que habían luchado en Europa.

A pesar del difícil contexto, se disputó una versión acortada de la MLB y de la Serie Mundial. En marzo, Ruth, el mejor lanzador de los Medias Rojas, tuvo la oportunidad de jugar como bateador, logrando cinco jonrones en un entrenamiento para los soldados en un campo militar en Arkansas. 

Sobrevivió a dos infecciones de la gripe española ese año para llevar a los Medias Rojas al título. En su primer episodio de la enfermedad tuvo que ser hospitalizado de urgencia, originando rumores sobre su supuesta muerte. Ampliamente considerado como el mejor jugador de beisbol de la historia, ganó siete veces la Serie Mundial. 

La temporada 1919 fue señalada por contribuir a un segundo brote mortífero de la epidemia, siendo una de sus víctimas más ilustres Silk O’Loughlin, un reputado juez de la liga de béisbol. 

Española… solo en el nombre

Se estima que mató a 50 millones de personas e infectó a cerca de 500 millones, por lo que está considerada la pandemia más mortífera de la historia. El virus se extendió por todo el planeta, pero erróneamente fue conocida como la gripe española. En plena Primera Guerra Mundial, la censura de la información fue menor en España, neutral en aquel conflicto, lo que generó la falsa impresión de que el país europeo había sido el epicentro de aquella crisis sanitaria.

Un fallecido en el hockey

El play off final de la National Hockey League de 1919, que disputaron Seattle Metropolitans y Montreal Canadiens fue suspendido antes del sexto y definitivo partido después de que algunos jugadores canadienses cayeran enfermos. 

Uno de ellos, Joe Hall, falleció después de caer desplomado en el hielo en el quinto partido, mientras que el propietario de la franquicia, George Kennedy, moriría en 1921 como consecuencia de algunas complicaciones de salud derivadas de la gripe.

Ese año la Stanley Cup se quedó sin campeón, algo que sólo volvería a ocurrir en la historia en 2005, en una temporada perdida por los conflictos laborales. La NHL espera poder reanudar la temporada ahora suspendida para coronar a un campeón.

Deja un comentario

Lo último