En la pelota | Otras elecciones sin elegidos, en 2022

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

“Entre batear y lanzar, lo que más me gusta es jugar al beisbol”… Babe Ruth (en 1919, aún lanzaba, y también aparecía en el outfield).

Hay una euforia peligrosa alrededor de David Ortiz y su candidatura para el Hall de la Fama 2022. Peligrosa porque hasta podría resultar elegido.

“¡Es que es un muchachón muy simpático!”.

Bueno, ¿y qué?. A mí no me parece nada simpático, sino todo lo contrario.

No debe ser elegido David Ortiz, ya no por su insignificante WAR, de apenas, 55.3 (Alex Rodríguez lo dejó en 117.5), ni porque solo brilló como designado, sino también porque David está aún por comprobar cómo la agresión a tiros que sufrió en Dominicana, fue una equivocación como él mismo afirma, o si ocurrió por ciertos negocios prohibidos, ligados a las discotecas que posee en su país, según afirman testigos.

Todos somos inocentes hasta que se nos compruebe lo contrario. Pero si muchos le negaron el voto a Omar Vizquel por ser acusado de agredir a su esposa, más grave es esa sospecha sobre Ortiz. O sea, lo que es para el pavo debe ser igual para la pava.

En cuanto a Alex Rodríguez, es un caso diferente al de Barry Bonds, Roger Clemens, Sammy Sosa y Manny Ramírez, quienes consumieron esteroides, pero cuando no estaban prohibidos. El delito de estos fue mentir ante el Congreso de Estados Unidos.

Pero A-Rod confesó haber usado las sustancias cuando ya estaban prohibidas. Incluso, fue suspendido por la temporada 2014.
Alex es uno de solo cinco bigleaguers con las cinco habilidades en forma notable. Los otros, Joe DiMaggio, Roberto Clemente, Mickey Mantle y Willie Mays. Los electores habrán de sopesar las cosas buenas con las malas, a ver cómo le irá al galán de Jennifer López.

De todas maneras, tras la elección desierta 2021, podría surgir otra igual en 2022. Además de David y Alex, otros nuevos candidatos van a ser, Mark Teixeira, Jimmy Rollins, Carl Crawford, Jake Peavy, Justin Morneau, Prince Fielder, Joe Nathan, Tim Lincecum, Jonathan Papelbon y Ryan Howard… ¡Vaya Ud. a saber!…

Ahora, hay una pandillita de nuevos e inexpertos electores, que ponen en peligro lo que ha sido el Hall de la Fama. Sí, está en peligro el Templo de Cooperstown, y alguien tiene que hacer algo por salvarlo.

Los de esa pandillita son capaces de votar por una fingida sonrisita, por patriotería, por capricho y hasta por llevarme la contraria.
En sístesis, si otra vez no se elige a nadie en 2022, iremos por buen camino… ¡Así es la vida!

Gracias a la vida que me ha dado tanto, incluso un lector como tú.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
 

Deja un comentario

Enlaces patrocinados