Tripleplay | César Gutiérrez vs el Rey Pelé

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El 21 de junio de 1970 en Cleveland, el venezolano César Gutiérrez estremeció el mundo de las grandes ligas. Y no es una manera de justificar la expresión. Literalmente, el bateador derecho sacudió el escenario de las mayores. Gutiérrez se convirtió en el primer bateador en lo que iba de siglo XX, en coleccionar siete imparables en igual cantidad de visitas home.

Los medios informativos locales no pasaron por alto semejante actuación, aunque no le dieron más realce del merecido, considerando que el beisbol es el deporte con más preferencia entre los venezolanos. Solo porque más o menos a la misma hora en Ciudad de México, se celebró la final del Mundial de Fútbol entre las selecciones de Brasil e Italia, en lo que fue la culminación de un evento que durante las dos últimas semanas, había mantenido expectante al mundo, incluyendo a Venezuela.

Para el segundo encuentro de la doble cartelera con los Indios, el manager Mayo Smith colocó a Gutiérrez, con su escaso 1 metro 75 de estatura y 70 kilos de peso, como segundo en el orden ofensivo y campocorto de los Tigres de Detroit, y desde el primer momento, dio inicio a su histórica faena desde el plato.

En el primer inning conectó sencillo ante el abridor Rick Austin, quien hacía su estreno en las grandes ligas. En el segundo episodio conseguiría su segundo imparable para luego anotar delante de un cuadrangular de Al Kaline.

Gutiérrez comenzó el quinto acto con un sencillo y el séptimo con un doble, entretanto a esa altura del encuentro, Cleveland superaba a Detroit 8 a 7. En el octavo capítulo, el quinto inatrapable de Gutiérrez remolcó la rayita con que Detroit igualó la pizarra a ocho anotaciones. Gutiérrez se apuntó un infielhit por el campocorto en el décimo, y en la parte alta el tramo 12, despachó su séptimo imparable frente a un lanzamiento del derecho Pat Hennigan para entrar al libro de records de la gran carpa. Detroit se impuso a Cleveland 9 a 8.

Entonces Gutiérrez, quien había nacido en la ciudad de Coro y contaba con 28 años de edad, se unió a Wilbert Robinson, que en 1892 en la Liga Nacional con Baltimore, era el único en acumular al menos siete imparables en un solo desafío en siete turnos al bate.

En la Americana, Johnny Burnett sumó nueve incogibles en un encuentro en 1932 con los Indios, y Rocky Colavito siete en 1962 con los Tigres, pero en 11 y 10 turnos al bate respectivamente. La actuación de Gutiérrez, solo ha sido igualada hasta hoy por el panameño Rennie Stennet, que bateó de 7-7 en 1975, y quien además lo consiguió en un encuentro de nueve capítulos con los Piratas de Pittsburgh.

Mundial de 1970 se llevó todas las miradas con el Brasil-Italia

El fútbol es el más universal de los deportes. Por encima del boxeo, el basquetbol, entre otros. Aparte de esa preferencia, el Mundial de 1970 disponía de algunos ingredientes que hacían irresistible su seguimiento.

Era la octava edición de la copa celebrada cada cuatro años, pero además era la primera que todo el planeta podría disfrutar en vivo y en directo por televisión. Sin olvidar a los protagonistas de la final, Brasil e Italia.

Sobre todo Brasil, que tendría el chance de quedarse para siempre con la copa Jules Rimet, al conquistarla por tercera ocasión. El último atractivo lo constituía Pelé en la formación brasileña, ya entonces reconocido como el más grande de los futbolistas de la Tierra.

EN TIPS

  • Una pasantía corta. César Gutiérrez falleció en 2005 a los 62 años de edad. Su estadía por las grandes ligas se prolongó por solo cuatro campañas entre 1967 y 1971, con los Gigantes de San Francisco y los Tigres de Detroit. Participó en 233 juegos y terminó con un promedio ofensivo de .235. 128 hits en 545 turnos.
  • 1970 su mejor año en las mayores. Aparte de su encuentro con siete imparables, la mayor cantidad de incogibles sumados por César Gutiérrez en un encuentro de ligas mayores, fue de tres en cuatro oportunidades. Todas en la campaña de 1970. En esa temporada bateó para .243, con 101 hits en 135 encuentros, tope en su carrera.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
 

Enlaces patrocinados