Tripleplay | El dilema de Clayton Kershaw

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Hasta la última elección, 86 pitchers tenían un lugar en el Salón de la Fama de las grandes ligas.

¿Cuántos, entre abridores, aunque no llegaron a sumar al menos 200 victorias durante su carrera? Es un grupo escaso, apenas ocho. Lo que a simple vista habla muy bien de sus desempeños en la gran carpa como para que merecieran la inmortalidad. Dirán ustedes, a qué viene esto. Sí, no es casual y está inspirado en Clayton Kershaw, el pitcher abridor de los Dodgers de Los Ángeles.

Si Kershaw supiera de esta columna, se preguntará con razón, qué le ocurre a ese periodista. Cerca estuvimos de no tocar el tema. Todo comenzó el pasado 7 de julio cuando los Dodgers lo colocaron en Lista de Incapacitados por 10 días al presentar molestias en su brazo de lanzar. En ese momento, no tenía certeza acerca de la fecha en que el zurdo pudiera regresar. Tampoco hay señales de gravedad, que impidieran que retorne en un lapso tan razonable como para que le permita proseguir en acción durante la presente campaña.

De hecho, una resonancia magnética comprobó que no hay daño estructural en el codo. Sin embargo, fue inevitable hacernos una hipotética pregunta: ¿si resolviera retirarse en este momento, Kershaw tendría garantizado un puesto en el pabellón de la fama?

Antes de partir a la Lista de Incapacitados, el pitcher de 33 años sumaba 184 triunfos desde su arribo a las ligas mayores en 2008, junto con tres galardones “Cy Young”, otro como “Más Valioso”, cinco títulos de efectividad, tope que comparte con Sandy Koufax y solo aventajado por los nueve de Lefty Grove y los siete de Roger Clemens. En tres oportunidades ha sido líder de la Nacional en victorias, en ponches y en blanqueos.

Entre los activos y contando la presente campaña, Kershaw ocupa la cuarta casilla superado por los 226 triunfos de Justin Verlander, los 216 de Zack Greinke y los 195 de Jon Lester. Dejando a un lado las victorias, ninguno muestra una hoja de servicio como la de Kershaw en sus catorce temporadas. Greinke tiene dieciocho y Verlander y Lester dieciséis cada uno.

Los ocho lanzadores con menos de 200 triunfos son Jack Chesbro con 198 en once campañas, Dazzy Vance con 197 en dieciséis, Ed Walsh con 195 en catorce, Rube Waddell con 193 en trece, Lefty Gomez con 189 en catorce, Sandy Koufax con 165 en doce, Addie Joss con 160 en nueve y Dizzy Dean con 150 victorias en doce temporadas. La carrera de Kershaw pudiera tener un punto de inflexión al concluir la campaña, o antes de que termine.

Pudiera o no declararse agente libre. Más temprano que tarde deberá tomar una decisión, y entonces sabremos qué sentido tendrá está columna especulativa.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
 

Enlaces patrocinados