Tripleplay | No era la hora de Juan Marichal

Juan Marichal

A finales del pasado mes de octubre, aquí mismo recordamos los 84 años que celebraba el pitcher dominicano Juan Marichal, y cómo entonces, no evocar sus seis temporadas en las grandes ligas con al menos 20 victorias, y ni qué decir, entre ellas sus tres campañas con al menos 25 triunfos.

Un acontecimiento que no se ha repetido en las ligas mayores desde esa década de los años 60, cuando Marichal y el zurdo Sandy Koufax lo alcanzaron.

Sin embargo, lo que algunos aficionados, en su mayoría con no más de cuarenta años, y que obviamente quizás no habían nacido, es que están sorprendidos por cómo Marichal no consiguió llevarse a casa un premio “Cy Young”, como el lanzador más destacado de las ligas mayores. Al menos en una de esas campañas. La duda era más que razonable.

Aunque no hay que dar muchas vueltas para hallar el porqué de esos resultados. Así como Marichal cerró con actuaciones que hoy parecen irrealizables, Sandy Koufax y Bob Gibson, asimismo terminaron con desempeños dignas del “Cy Young”, que vale la pena recordar, entonces solo era entregado en una sola liga, al contrario del presente cuando se otorga un galardón en cada circuito.

Cuando en 1963 Marichal terminó con 25 victorias, cinco blanqueadas, 248 ponches y efectividad de 2.41 en 321 entradas con los Gigantes de San Francisco, Koufax con los Dodgers de Los Ángeles, también igualmente sumó 25 juegos ganados, 11 blanqueos, ponchó a 306 bateadores en 311 innings con efectividad de 1.88. Koufax fue elegido con todos los votos.

En 1966, Marichal de nuevo ganó 25 encuentros con efectividad de 2.23 en 307 capítulos y 4 lechadas, entretanto Koufax ganó 26 juegos, con 2.04 de efectividad en 332 actos, 382 abanicados y ocho blanqueadas. De nuevo, Koufax recibió todos los votos.

En 1968, Marichal fue el primero de la Nacional con 26 victorias. También fue el primero con 30 juegos completos y 325 innings, más efectividad de 2.43.

Con los Cardenales de San Luis, Gibson ganó 22 partidos, tuvo efectividad de 1.12, elaboró 13 blanqueos y abanicó a 268 bateadores en 305 episodios. Como Koufax, ganó el “Cy Young” con todos los votos a su favor.

Pudiéramos finalizar, que si Koufax y Gibson merecieron el “Cy Young” sin asomo de dudas, Marichal al menos pudo recibir votos. No obstante, hay un factor de peso que tal vez disminuyó su posibilidad ante los periodistas votantes. Los desempeños de Koufax y Gibson contribuyeron con el fin supremo de toda campaña.

Tanto los Dodgers en 1963 y 1966, como los Cardenales en 1968, cargaron con la corona de la liga. Cómo dudar que Koufax y Gibson no tuvieron influencia decisiva en esos tres títulos.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Enlaces patrocinados