martes, mayo 17, 2022
InicioBeisbolTripleplay | Tripleplay para principiantes

Tripleplay | Tripleplay para principiantes

Los intercambios y venta de peloteros en las grandes ligas, con los años han perdido el impacto de tiempos pasados, cuando un trueque daba de qué hablar por días y semanas. No es que ya han desaparecido.

Todavía de vez en cuando nos sorprenden, pero han disminuido considerablemente, y el motivo se halla en las transformaciones experimentadas en las condiciones contractuales, que en el presente rigen las relaciones entre jugadores y dueños de equipo.

La aparición del agente libre, el arbitraje, los contratos millonarios y multianuales, en mucho han contribuido a la desaparición de los canjes, que en realidad eran expresión del control unilateral que los equipos ejercían sobre sus peloteros.

¿Sabían que en noviembre de 1954, los Yanquis de Nueva York y los Orioles de Baltimore intercambiaron a diecisiete peloteros, el cambio más numeroso de la historia? De Baltimore pasaron a Nueva York, el infielder Billy Hunter, los lanzadores Mike Blyzka, Don Larsen y Bob Turley, el cátcher Darrell Johnson, el inicialista Dick Kryhoski, y los jardineros Ted del Guercio y Jim Fridley. De Nueva York a Baltimore, los pitchers Harry Byrd, Jim McDonald y Bill Miller, los receptores Hal Smith y Gus Triandos, el camarero Don Leppert, el antesalista Kal Segrist , el campocorto cubano Willie Miranda y el guardabosque Gene Woodling.

¿Sabían que el primer venezolano envuelto en un intercambio de jugadores fue el pitcher Alejandro Carrasquel? Carrasquel, que en 1939 fue el primer venezolano en llegar a las grandes ligas, el 2 de enero de 1946 pasó de los Senadores de Washington a los Medias Blancas de Chicago. Por el lanzador derecho, los Senadores recibieron al infielder Fred Vaughn y una cantidad de dinero.

¿Sabían que el 7 de octubre de 1969, los Cardenales de San Luis mandaron al jardinero Curt Flood, al cátcher Tim McCarver, al jardinero Byron Browne y al pitcher Joe Hoerner a los Filis de Filadelfia por el primera base Dick Allen, el infielder cubano Octavio “Cookie” Rojas y el lanzador Jerry Johnson? Flood se negó a aceptar el traslado, y por él, los Filis dieron a los Cardenales al inicialista boricua Guillermo Montáñez y el pitcher Bob Browning. Poco tiempo después, la decisión de Flood abrió las puertas al sistema de agencia libre.

¿Sabían que el 3 de enero de 1920, los Medias Rojas de Boston vendieron a Babe Ruth a los Yanquis de Nueva York por 125 mil dólares y otros 300 mil para el dueño de los Medias Rojas, Harry Frazee? Ese movimiento pasó a la historia como “La maldición del Bambino”, al Boston no poder disfrutar de los jonrones de Ruth, y no conseguir otro campeonato de la Liga Americana hasta 1946.

Lo último