Brazos de Bravos fueron más en las series divisionales

Brazos de Bravos fueron más en las series divisionales
Fue el pitcheo el arma de los Bravos en Serie Divisional (Foto: AP)
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Los Bravos de Atlanta sellaron este martes su pase a la Serie de Campeonato de la Liga Nacional por segundo año consecutivo, luego de despachar en cuatro compromisos a los Cerveceros de Milwaukee.

Lee también: Freeman: «No me esperaba en lanzamiento que hizo Hader»

El equipo dirigido por Brian Snitker, quien contó con una de las ofensivas con más poder durante la temporada, se vio limitada por los  brazos de Milwaukee, pero en cambio, fue el pitcheo el que se creció; anestesiando a la ofensiva de los “lupulosos” sobre todo en los juegos 2 y 3 donde les propinaron par de blanqueos.

Max Fried e Ian Anderson; ambos en parques distintos se combinaron para dejar a la toletería de los Cerveceros en seis imparables, con un total de 15 ponches en 11 episodios de labor, siendo estos juegos claves; pues uno significó salir de American Family Field con una victoria y aprovechar el empujón del juego 2 para inclinar la balanza en favor de los Bravos.

Dominio de Bravos en todos los aspectos

En dos partidos en Truist Park, el cuerpo de pitcheo de los Bravos dejó efectividad de 2.00 con 13 hits y cuatro carreras en 18 entradas, retiraron a 24 paleadores por la vía del ponche y registraron WHIP de 0.94; incluso el relevo, que había sido problemático durante la ronda regular, lideró las series divisionales en efectividad (1.23), juegos salvados (3) y tasa de ponches por cada nueve capítulos (11.66).

El mérito no solo fue destacar en pitcheo, sino opacar la actuación de los abridores de Milwaukee, que pese a contar con Corbin Burnes y Brandon Woodruff; ninguno de los dos pudo llevarse la victoria y fueron superados por los de Georgia en efectividad (1.77 / 2.29), WHIP (0.74 / 0.96) y más importante, promedio de los contrarios (.176 / .186).

En toda la serie, el pitcheo de los Bravos se combinó para ostentar efectividad de 1.54, WHIP de 0.94, 48 ponches y nueve bases por bolas en 35 actos de trabajo, permitiendo mantener los juegos cerrados.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
 

Enlaces patrocinados