¡Histórico! Venezuela es oro en el Mundial de Beisbol Sub23

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Cambiar de bronce a oro era la misión del Team Beisbol que viajó al Mundial Sub 23 de Hermosillo, México. Y cumplieron. Venezuela pintó de blanco 4-0 a México y se alzó campeón este sábado.

Con garra, pasión y mucho profesionalismo, los dirigidos por «El Almirante» Carlos García conquistaron las tierras aztecas y reanimaron la leyenda de que Venezuela es tierra de peloteros.

Victoriosos en siete de sus ocho compromisos, los venezolanos llegaron a la Gran Final ante nada más y nada menos que los anfitriones. Y lo hicieron todo bien.

En la lomita Wikelman Ramírez lanzó completo y no permitió ninguna concesión. En solo tres hits dejó a los mexicanos, mientras que Venezuela hacia los suyo a la ofensiva.

Los criollos anotaron dos rayitas en la segunda entrada, capitalizando los errores del rival. Y fabricó otras dos en la tercera, en la que el careta Juan Fernández despachó su tercer jonrón del torneo. Eso fue suficiente.

Cumplieron y besaron la gloria, dejando claro que es promisorio el futuro del beisbol venezolano.

Venezuela es oro, México plata y Colombia bronce, tras vencer 5-3 a Cuba.

Pisaron fuerte desde el debut

Desde su llegada a México el combinado nacional tenía claro que el objetivo era mejorar la actuación de Barranquilla 2018, cuando se colgaron el bronce al vencer 5-4 a Corea del Sur.

Debutaron con el pie derecho al imponerse 9-2 a Países Bajos y mantuvieron su paso firme imponiéndose ante Colombia (3-2), Nicaragua (6-3) y Corea (3-0).

Sufrieron un tropiezo 3-2 ante Panamá en el cierre de la primera ronda. Pero eso no fue suficiente para domar su espíritu de campeones y por el contrario pareció reimpulsarlos.

Iniciando la Súper Ronda dieron un golpe sobre la mesa al vencer por nocaut Cuba, 11-0 en cinco innings. Y a partir de ahí las victorias llegaron una tras otra, primero ante México (7-1) y luego frente a China Taipéi (5-2).

Se selló el boleto a la final y con él quedaron sentadas las bases para escribir el epilogo perfecto.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
 

Enlaces patrocinados