domingo, mayo 26, 2024
InicioBeisbolLVBPAlfonzo Jr. se robó el show en el primer mes de LVBP

Alfonzo Jr. se robó el show en el primer mes de LVBP

El careta es el actual líder bate y está encaminado a un espectacular cierre de campaña

“Hijo de gato caza ratón”, reza un refrán popular que retumba con fuerza en el Monumental Simón Bolívar cada vez que Eliézer Alfonzo Jr. se pone los aperos para atender la receptoría de los Leones del Caracas.

El careta llegó a Venezuela con un atractivo reporte de los Tigres de Detroit, la organización con la que ha jugado en ligas menores desde 2017. Pero no fue eso lo que llamó la atención de la prensa, sino más bien su nombre y apellido.

El anzoatiguense es hijo del recordado “Matatán” Eliezer Alfonzo, dueño y señor del récord de más jonrones en la historia de la LVBP con 138. Y, claro está, desde el primer día de temporada, todos se preguntaban ¿qué tan parecido podría ser a su padre?

La respuesta la ha dado él mismo con un perfil más discreto y muchas habilidades ofensivas y defensivas. No es un jonronero, como su padre, pero sí un bateador de promedio con una habilidad natural para poner la bola en juego.

Lee también: Vizcaya tuvo su revancha frente a Acuña

Tan es así que a este martes, para el inicio de la sexta semana del campeonato y luego de exactamente un mes de competencia, Eliezer Alfonzo Jr. llega como líder bate del torneo. En 20 compromisos ha conectado 23 inatrapables, incluidos seis extrabases, para dejar un sólido average de .397.

Además, su promedio de embasado es de .485 y su OPS de 1.037. Se ha ponchado tan solo cuatro veces en 58 visitas al plato.

Al llegar a Venezuela dijo que quería ser conocido por su juego, no por ser el hijo de Eliezer Alfonzo y vaya que lo ha conseguido. En un lineup blindado de punta a punta, que cuenta con la experiencia de Gabriel Noriega, Wilfredo Tovar, José Rondón y Oswaldo Arcia, él -un muchachito de 24 años y 70 kilos- es el mejor bateador.

Fanáticos, periodistas y, por supuesto, sus compañeros de equipo se han rendido a sus pies y resienten el hecho de que la despedida esté cerca, pues su organización sólo le autorizó jugar en el país hasta el 30 de noviembre. Sin embargo, queda una profunda admiración por el trabajo hecho y ni un ápice de duda que al regresar ya no será un desconocido, sino esa pieza que todos esperan con ansias tener en el lineup.

Deja un comentario

Lo último