martes, diciembre 6, 2022
InicioBeisbolLVBPIldemaro: Recuperamos el enfoque y la inspiración

Ildemaro: Recuperamos el enfoque y la inspiración

El comienzo fue difícil, pero atacaron temprano lo que estaba mal y ahora se ven imparables

Coloso e inquebrantable se ve ahora mismo Cardenales de Lara en la cima de la tabla de posiciones de la ronda regular de la  temporada 2022-2023 de la LVBP. Y es que finalmente, ya sobre el ecuador del calendario, puede verse reflejado en los resultados la superioridad que prometían los crepusculares desde la pretemporada. 

Con récord de 17-7 y nueve victorias en sus últimos 10 compromisos, Cardenales acabó con las dudas que surgieron tras el inestable comienzo. 

Ildemaro Vargas, uno de los capitanes del club, logró descifrar lo que estaba mal y corregir a tiempo. Ahora lucen imparables. 

“Yo pude ver desde afuera, como fanático, que no nos estabamos enfocando, no se estaban haciendo las pequeñas cosas y el equipo estaba muy inestable”, explicó el segunda base en una entrevista previa al compromiso ante Tiburones en el Forum de La Guaira. 

“Pero perdiendo también se gana, aprendes mucho porque tienes la oportunidad de analizar lo que estás haciendo mal… Nosotros pudimos reunirnos, hablar y corregir, recuperamos el enfoque”, agregó Ildemaro, que disputa este año su séptima campaña con Lara. 

Ildemaro Vargas. (Foto: María Isabel Batista)

Comunicación, respeto y confianza es la clave del éxito de los pájaros rojos, que no tienen problemas para “jalarle las orejas al que haga falta” y hacer los ajustes que la situación requiera, tal y como ocurre en un hogar.  

“Cardenales es una familia. Siempre nos damos cuenta cuando se puede romper la unión y tenemos la confianza de hablar para corregir porque para jugar buena pelota tienes que tener un clubhouse en paz”, explicó Ildemaro. 

Y vaya que están en paz, corretean como niños mientras en los entrenamientos, ríen sin decoro, bailan mientras esperan para tomar la práctica de bateo y, sin importar donde esten jugando, al salir al terreno la algarabía es tal que siempre parecen locales. 

Mucho nivel, poco espacio para los errores 

Para nadie es un secreto que la LVBP vive un segundo aire en esta campaña 2022-2023. Dirigentes, peloteros y fanáticos lo sienten en el ambiente, pero lo ven también en las nóminas. 

Los venezolanos que vinieron de ligas menores para trabajar en su desarrollo y los grandeligas que poco a poco se van sumando le han devuelto el brillo al espectáculo y elevan la exigencia para los equipos. No hay espacio para los parpadeos. 

“La liga está muy competitiva, todos los equipos están fuertes, todos están jugando pelota de verdad, hay mucho nivel, y el que no haga las pequeñas cosas va a tener problemas”, consideró Ildemaro, que ligando para .378 es el segundo mejor bate de Cardenales, el equipo más productivo del torneo (157 CA).  

Ildemaro Vargas. (Foto: María Isabel Batista).

“Ver jugar a peloteros como Ronald Acuña Jr., Juan Yépez y los que están por venir, Gleyber Torres, Andrés Giménez, te habla de lo duro que se está jugando y es maravilloso porque eso es lo que se merece la LVBP: una competencia de primer nivel”, añadió el de Caripito, estado Monagas.

Lee también: LVBP se engalana con sus “grandesligas”

Una gran sonrisa se dibujó en su rostro cuando alzó la mirada y vio repletas las tribunas del Forum de La Guaira. 

“¿Ves lo que te digo?, los fanáticos están volviendo a los estadios a apoyar a sus equipos y eso también hace grande el espectáculo… Jugar en un estadio lleno es maravilloso y todos estamos muy agradecidos por lo que está pasando”, insistió. 

La meta es la Serie del Caribe 

Otro de los ingredientes que hace especial esta campaña es que la Serie del Caribe será en Venezuela, por primera vez en nueve años, y -por supuesto- todos quieren ser el representante de la LVBP. 

“Quiero levantar el trofeo y estar en la Serie del Caribe, que va a ser aquí después de tanto… Todos queremos llegar hasta allá y demostrar cómo se juega pelota en Venezuela”, dijo con picardía. 

“El beisbol que tenemos aquí es una escuela. Todo lo que he aprendido lo trasladé a EEUU y este año Washington me dio la oportunidad de jugar todos los días y firmé mi primer arbitraje garantizado… Eso es gracias a esta liga”, sostuvo Ildemaro, que disputa su novena campaña en el circuito criollo, en el que tiene un promedio vitalicio de .310. 

Todo está claro para Cardenales. Los objetivos están marcados y para Ildemaro solo hay una forma de cumplirlos: jugar duro. 

“Josear hasta final”, concluyó con una sonrisa. 

2 COMENTARIOS

Deja un comentario

Lo último