Tripleplay | ¿Desde cuándo no gana su equipo favorito?

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El menos exigente de los aficionados siempre repetirá que lo único que importa es ver ganar a su equipo favorito. Incluso, por encima de lo resplandecientes que puedan ser los nombres de los jugadores del conjunto. Es lo único que incrementa la fidelidad, aunque ciertamente los más consecuentes, son capaces de soportar la más inclemente de las cadenas adversas.

Los Bravos de Margarita son el único equipo que no ha ganado un título en la Liga Venezolana de Beisbol Profesional. Los Bravos se incorporaron al circuito en la temporada 2007-2008 luego de asumir la franquicia de Pastora de los Llanos.

Sin embargo, en las crónicas de la liga no hay una sequía más prolongada de torneos sin corona, que la de los Tiburones de La Guaira. De treinta y cuatro torneos, que se extiende desde el 85-86.

Bajo las órdenes del cubano José Martínez, La Guaira se proclamó en la 85-86 aprovechando en su nómina la presencia de lo que se conoció como “La Guerrilla”. Un núcleo de peloteros del patio donde sobresalían en el campocorto Oswaldo Guillén, el utility Luis Salazar, el camarero Norman Carrasco, los infielders Gustavo Polidor, Argenis Salazar y Alfredo Pedrique, los jardineros Raúl Pérez Tovar y Juan Monasterio, el toletero novato Carlos “Café” Martínez y los lanzadores Luis Lunar y Luis Mercedes Sánchez entre otros.

El pelotón tuvo el respaldo de los jardineros Daryl Boston y el panameño Omar Moreno, así como de los lanzadores Bryan Clark, Odell Jones y Michael Trujillo, y cátcher Butch Benton.

En la ronda eliminatoria concluyeron con 32 ganados y 33 perdidos, pero luego en la post temporada, nada ni nadie consiguió detenerlos. La Guaira alcanzó el gallardete superando en seis encuentros a los Leones del Caracas en la serie final.

Fue el séptimo campeonato atrapado por los Tiburones desde su estreno en la liga en la campaña 62-63.

En la primera ronda de la campaña, la ofensiva fue encabezada por Pérez Tovar, quien comandó al equipo con 32 carreras empujadas, 4 jonrones, promedio ofensivo de .324, 17 dobles y 15 bases robadas. El jardinero apareció en 64 de los 65 desafíos del conjunto, mientras que Guillén, Pedrique , Carrasco y Argenis Salazar, igualmente participaron en al menos 60 encuentros.

El departamento de los lanzadores tuvo el liderazgo de Jones. Fue el primero del conjunto con siete triunfos, 91 entradas y 70 ponches. El más efectivo fue Phil Huffman con un promedio de 2.24 en ochenta innings. David Wyatt agregó cinco juegos salvados. En la final, Jones sobresalió al batir en dos ocasiones al Caracas con dos trabajos completos, efectividad de 0.50 en dieciocho episodios y 19 ponches.

El banderín de los Tiburones fue la culminación del período ganador más productivo en las memorias de la escuadra. La 85-86 fue la tercera corona en cuatro campeonatos, incluidas las obtenidas en las campañas 82-83 y 84-85.

Leones del Caracas sigue en la fila de perdedores

Detrás de La Guaira, el Caracas es el equipo con más campañas seguidas sin poder conquistar un campeonato. El último lo agregó a su lista de éxitos en la 2009-2010, dirigidos por Dave Hudgens. En la fila siguen los Navegantes. El Magallanes no gana desde la campaña 2013-2014 bajo el mando de Carlos García.

Los Tigres de Aragua no consiguen la copa desde la 2015-2016 cuando fueron comandados por el manager Eduardo Pérez. Los pasos lo siguen las Águilas del Zulia, campeones de la 2016-2017 con Lipso Nava como piloto, escoltados por los Caribes de Anzoátegui en la 2017-2018.

Omar López fue el estratega de los Caribes. Por último están los Cardenales de Lara, que antes de la temporada 2020-2021, se apropiaron de la 2019-2020 con el piloto Luis Ugueto.

EN TIPS

Otra campaña de frustración. En la temporada 2020-2021, los Tiburones de la Guaira cerraron en el tercer lugar de la División Central con balance de 16 triunfos y 24 reveses, detrás de los Caribes de Anzoátegui y los Tigres de Aragua y sobre los Leones del Caracas. Fueron dirigidos por Gustavo Molina y por Russell Vásquez.

Margarita sigue a la espera del primero. En la campaña que acaba de concluir, los Bravos de Margarita llegaron hasta el tercer puesto de la División Occidental detrás de los Cardenales y los Navegantes con igual cantidad de victorias y reveses, 20 y 20. En su décima cuarta temporada sin siquiera un título, los dirigió Henry Blanco

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
 

Deja un comentario

Enlaces patrocinados