lunes, abril 22, 2024
InicioBeisbolVargas coqueteó con Garrett

Vargas coqueteó con Garrett

El excepcional momento ofensivo que experimentó Ildemaro Vargas al ligar al menos un imparable durante 27 encuentros de forma consecutiva, entre los días 16 de noviembre y el 18 de diciembre, para derribar la marca para criollos, que por 63 años estuvo en poder Teolindo Acosta, sirvió para fortalecer la postulación de la candidatura del camarero de Cardenales de Lara como uno de los peloteros de sobresaliente desempeño del torneo 2021-22.

Vargas, de 30 años de edad, quedó a un juego del récord de la Liga Venezolana de Beisbol Profesional, impuesto en la edición 1976-77 por el estadounidense Adrian Garett, quien con los Leones del Caracas , entre el 26 de noviembre de 1976 y el 4 de enero de 1977, estuvo regando como mínimo un indiscutible durante 28 encuentros de forma consecutiva.

El pasado domingo contra Magallanes, en el parque “José Bernardo Pérez” de Valencia, Vargas se fue en blanco en seis visitas al plato, para quedar a un juego del registro den Garrett y convertirse en el segundo artillero con una seguidilla de 27 encuentros de al menos un hit, después de la que facturó Henry Schenz con el Venezuela de la contienda1952-53, que fue el registro que 24 años después derribó Garrett.

El jugador nativo de Caripito desplazó a Acosta como el criollo con la seguidilla de juegos ligando imparables en la jornada sabatina contra los Tigres en la ciudad de Barquisimeto. Ligó de 5-2 en ese encuentro. En el séptimo inning, sin out y Jermaine Palacios en la intermedia tras ligar doblete, dio sencillo al left para dejar atrás el récord del legendario zuliano a quien llamaron el “Inventor del Hit”

Garrett sigue vigente

A la edad de 33 años, en su quinta campaña en la pelota profesional venezolana, Garrett desplazó a Schenz como el bateador con la más larga seguidilla de juegos de al menos un hit. Durante los 28 juegos en los que estuvo encendido conectó de 109-39 para .358 de average.

En ese campeonato intervino en 38 juegos y dejó .313 de average (de 147-56). Vino a Venezuela por primera vez con Valencia en la edición 1966-67 y luego estuvo con los Tigres tres veces de 1973 a .1976. Dejó average vitalicio de .273 (de 822-241) en cinco campeonatos.

Lo último