jueves, abril 25, 2024
InicioBeisbolClásico MundialOhtani: El unicornio del beisbol moderno

Ohtani: El unicornio del beisbol moderno

El japonés está por encima del promedio y así lo dejó ver en el Clásico Mundial

A lo largo de la historia del beisbol moderno, en sus diferentes eras, los aficionados han sido testigos de la grandeza de ciertos peloteros.

Babe Ruth, por ejemplo, cautivó a la afición beisbolera en la década de 1920 y 1930. Después llegó un tal Willie Mays, Hank Aaron y un latino llamado Roberto Clemente; pero ninguno de ellos puede compararse con el estereotipo del japonés Shohei Ohtani.

Desde su llegada a la MLB en 2018, muchas veces parecía soberbio comparar a este nipón de tan solo 28 años con “El Bambino”, considerado como el padre del beisbol para los estadounidenses.

Lee también: El CMB 2023 dejó la vara muy alta con la asistencia

Ahora bien, la noche del martes, Shohei Ohtani pasó a otro nivel en cuanto a su grandeza dentro del terreno; al punto de que todos, los que a diario vemos beisbol, le demos gracias al Universo por ser testigos de cada paso que da sobre el diamante, este muchacho nativo de la ciudad de Oshu, en Japón.

Ante casi 37 mil aficionados que asistieron al loanDepot Park de la ciudad de Miami, para disfrutar de la gran final del Clásico Mundial de Beisbol frente a la selección de los Estados Unidos, Ohtani mostró esa cualidad única en el terreno, la cual lo hacen definirlo como un ‘Unicornio’ en el diamante.

Y es que este epítome responde a la perfección a las características de este jugador japonés. Básicamente puede ser considerado como una figura mitológica, única en su especie y que difícilmente veamos algún otro jugador remotamente parecido en el futuro inmediato de este deporte.

Seis pitcheos y la gloria…

Por primera vez, Shohei Ohtani decía presente en el Clásico Mundial de Beisbol.

Por supuesto, los reflectores de la selección estuvieron enfocados sobre él durante todo el torneo y, para fortuna del grandeliga de los Angelinos y de todos sus compañeros, el éxito los acompañó de principio a fin.

La primera ronda del Grupo B fue, literalmente, un paseo para Ohtani y para Japón, pues ganaron los cuatro juegos que les dio el pase a los cuartos de final ante Italia.

Con el premio al Jugador Más Valioso del Grupo B, al dejar .500 de promedio (12-6) con tres dobles, jonrón y ocho remolcadas, este multijugador se enfrentó a su siguiente prueba en el Torneo de Naciones, con la esperanza de seguir avanzando hacia la tercera corona de la selección nipona, luego de ganar los dos primeros Clásicos, en 2006 y 2009 respectivamente.

Frente a Italia, Ohtani fue el abridor del encuentro y ante los ‘azzurros’, realizó el pitcheo más rápido del torneo: Una recta de cuatro costuras para abanicar a Vinnie Pasquantino que alcanzó las 102 Millas por Hora (MPH), dejando claro que la fuerza del nipón no es solamente cuando se para en el cajón de bateo.

Ese éxito llevó a los nipones a continuar invictos en este CMB y con Ohtani a la cabeza les tocaría enfrentar en la siguiente ronda semifinal a México.

Ya en Miami y ante los aztecas, Japón se afianzó como un equipo disciplinado, atento a los pequeños detalles y que supiese aprovechar cualquier parpadeo del rival.

Así fue. En el noveno inning, con la pizarra abajo por 5-4, Ohtani encendió la chispa con doble ante el cerrador Giovanni Gallegos.

Tal cual como ocurre en las películas, ese batazo del N°16 de Japón encendió el dugout que la postre celebraría su pase a la final con batazo de dos carreras de Munetaka Murakami.

La final fue toda una poesía para los amantes del beisbol y más aún por lo sucedido en la última entrada.

Frente a su compañero en Los Ángeles, Mike Trout, Ohtani subió al montículo como cerrador del equipo nipón en busca de la gloria.

Solo seis lanzamientos, dos de ellos a más de 100 MPH, bastaron para que Shohei Ohtani destronara a Trout como el jugador N°1 del Beisbol y se proclamara campeón del Clásico Mundial invicto, además de alzarse como el MVP del torneo.

En el cajón de bateo, Ohtani ligó para .435 de promedio (23-10) con nueve anotadas, cuatro dobles, un jonrón y ocho remolcadas; mientras que en la loma tuvo marca de 2-0 con 1.86 de efectividad, amén de un rescate; 11 ponches en 9.2 episodios y un Whip de 0.72.

$500 millones como mínimo

Tras ser testigos de la actuación sobrenatural de Ohtani, la gran interrogante ahora sobre este pelotero es, ¿cuánto valdrá al finalizar su contrato con los Angels, al finalizar este 2023?

Pues bien, no mínimo de $500 millones es lo que podrían dar equipos como los Yankees, Mets y hasta los mismos Angelinos por sus servicios.

Estamos hablando de un jugador único que, a sus 28 años, ya es dueño de un premio MVP en las Mayores; un galardón del Novato del Año, dos asistencias al Juego de Estrellas; y que además puede sacudir hasta 40 jonrones y ponchar a más de 200 bateadores, como hizo en 2022.

Deja un comentario

Lo último