viernes, junio 14, 2024
InicioGrandes LigasAcuñaPoco a poco despertará la ofensiva de Acuña

Poco a poco despertará la ofensiva de Acuña

Experto en métricas dice que si mantiene swing fuerte y baja los ponches mejorará

Tras culminar abril con .245 de average, un jonrón, seis carreras remolcadas y 13 robos en 28 juegos, los seguidores de Ronald Acuña Jr. esperan mejor desempeño del estelar jardinero y primer bate de los Bravos de Atlanta en las próximas 22 semanas que restan para completar el calendario.

En base al historial métrico del guaireño que el año pasado ganó el premio Jugador Más Valioso de la Liga Nacional de forma unánime, Jason Foster, especialista del portal MLB.com, estima que en cualquier momento el bate de Acuña tiene que despertar.

Su slugging de .318 es la segunda marca más baja en cualquiera de los 27 meses durante su carrera en los que ha acumulado al menos 50 visitas al plato (detrás sólo de julio del 2022, en su primera temporada después de una seria lesión de rodilla).

Más poder y menos ponches

Esta es apenas la segunda vez en la carrera de Acuña que ha conectado no más de un jonrón en un tramo de 28 encuentros. La otra ocurrió en el 2022, cuando reconoció que estaba jugando con cautela después de su cirugía de 2021.

Estos problemas básicamente se reducen a tres cosas: No está dándole a la pelota tan fuerte como de costumbre.

Su tasa de roletazos ha aumentado. Está ponchándose mucho más que el año pasado.

¿Cómo puede Acuña volver a su forma dominante del 2023?

Para empezar, la tasa de batazos fuertes de Acuña es la más baja que ha tenido fuera de su año de novato, con un 48.6%. Aunque eso todavía está sólidamente por encima del promedio de Grandes Ligas, está muy por debajo del nivel típicamente élite de Acuña. El año pasado, cuando hizo historia con la primera campaña 40-70 en la historia del béisbol, su tasa de conexiones fuertes fue del 55.2%, de las mejores de MLB.

Aunque la tasa de ponches de Acuña este año (26.7%) está sólo un poco por encima tanto de su promedio de por vida como del promedio de MLB en el 2024, es más del doble de lo que fue la temporada pasada, cuando logró una mejoría histórica en esa métrica. Y aunque ha tenido otras campañas en las que su tasa de ponches fue significativamente más alta (29.7% en el 2020, por ejemplo), aún estaba dándole a la pelota con fuerza cuando hacía contacto, lo que ayudaba a compensar todos los ponches (ver su OPS de .987 en el 2020). Pero eso no está sucediendo hasta ahora en el 2024.

Por ahora, sin embargo, es sólo cuestión de esperar. Dada la historia de Acuña, su tasa de elevados seguramente aumentará, al igual que su tasa de conexiones de contacto y su tasa de batazos duros.

Cuando eso suceda, es probable que sus totales de jonrones y slugging aumenten, y quizás rápidamente para verle de nuevo entre los mejores artilleros por promedio, vuelacercas y, desde luego, como uno de los mejores estafadores del momento en todas las mayores.

Deja un comentario

Lo último