lunes, junio 27, 2022
InicioBeisbolTripleplay | El último juego

Tripleplay | El último juego

Me refiero al último juego de su pelotero favorito. ¿Lo recuerdan? En mi caso, fidelidad públicamente notoria desde tiempos ya remotos, no podía dejar de evocar una vez más el 6 de octubre de 1966, desafío final en las grandes ligas del pitcher zurdo Sandy Koufax. Para ser más precisos, esa tarde en Los Ángeles, Koufax abrió por los Dodgers el segundo juego de la Serie Mundial ante los Orioles de Baltimore. Era uno de esos encuentros que envuelve algo de presión.

En la víspera, los Orioles se habían impuesto 5 a 2. En el primer inning como primer bateador, Luis Aparicio se apuntó un infieldhit al aprovechar su velocidad luego de dar un rodado por el campocorto. Sin embargo, después de dominar a Curt Blefary con un pequeño globo al jardín central, Koufax sorprendió a Aparicio fuera de la primera base, y retiró a Frank Robinson con un elevado al bosque izquierdo. Entonces eliminó a los siguientes ocho bateadores, antes de caminar a Frank Robinson con dos outs en el cuarto acto. Sin embargo, Frank Robinson fue retirado al tratar de llegar a la antesala después de un rodado de Brooks Robinson que perdió Junior Gilliam en la tercera base.

Aunque entre el quinto y el sexto tramo, el mundo se le vino encima a Koufax al sucumbir la defensa de los Dodgers. En particular la del jardinero Willie Davis, que cometió tres errores en un mismo inning. En el quinto con un out y Boog Powell en primera por sencillo, Davis perdió en el sol un batazo de Paul Blair y Baltimore colocó hombres en tercera y segunda. Davis dejó caer otro elevado, de Andy Etchebarren. Anotaron Powell y Blair, y Etchebarren llegó hasta la antesala. Jim Palmer se ponchó, pero Aparicio sonó un tubey por la raya de la izquierda para impulsar a Etchebarren y Baltimore se alejó 3 a 0.

Frank Robinson inició el sexto de los Orioles con un triple, y un sencillo de Powell impulsó la cuarta anotación. Davey Johnson conectó otro imparable, y después de un boleto intencional a Blair, Koufax obligó a Etchebarren a batear para dobleplay con las bases llenas. Así concluyó su actuación, porque Ron Perranoski lo sustituyó en la lomita a partir del séptimo. Fue el derrotado luego de aceptar seis imparables, ponchar a 2 bateadores, conceder 2 boletos, y permitir limpia una de las cuatro rayitas del Baltimore que ganó 6 a 0.

Semanas después, Koufax anunció su retiro, decisión tomada desde mediados de campaña, asediado por la artritis en su brazo de lanzar. No obstante, en ese momento estaba previsto que abriera el quinto juego, solo que la serie no legó hasta allá. Los Orioles barrieron el clásico en cuatro fechas.

“Antes de tiempo”, todo había acabado.


Lo último