Tripleplay | Koufax, Gibson y Jackson, los tres privilegiados

Tripleplay Koufax, Gibson y Jackson, los tres privilegiados

No es por obra del azar que los tres están en el Salón de la Fama. No son pocos las razones que los condujeron hasta el templo de los inmortales de las ligas mayores. Y una de ellas es precisamente la que nos animó a escribir el Tripleplay de hoy cuando estamos a un día del inicio de la Serie Mundial. Amigos, sepan que los lanzadores Sandy Koufax y Bob Gibson, y el jonronero Reggie Jackson, son los únicos en ganar más de un galardón como “Más Valioso” de la Serie Mundial.

Considerando que el premio fue institucionalizado en 1955, no es poca cosa. Ciertamente el premio conlleva un obstáculo, lo que en modo alguno resta méritos al logro de los citados: no es sencillo participar en una Serie Mundial. De entrada, hay que formar parte de un equipo campeón. Lo que no sucede en lapsos frecuentes que ofrezcan la oportunidad de competir. Pero bueno, la presencia con relativa frecuencia, también evidencia el peso que Koufax, Gibson y Jackson, tuvieron en su momento para que sus escuadras llegasen hasta el clásico de octubre.

Koufax tuvo sus horas estelares con los Dodgers de Los Ángeles en las series de 1963 y 1965. En la primera ante los Yanquis de Nueva York con aperturas en el primero y el cuarto juego. En el primero en el estadio de los Yanquis, los Dodgers triunfaron 5 a 2, con Koufax apelando al recurso del ponche. Abrió con cinco ponches consecutivos para Tony Kubek, Bobby Richardson, Tom Tresh, Mickey Mantle y Roger Maris, culminando con 15 abanicados, una nueva marca para el evento. Luego inició el cuarto desafío en Los Ángeles y superó Nueva York 2-1 para llevarse la serie. A su registro de 2-0, Koufax agregó efectividad de 1.50 y 23 ponches en 18 entradas.

En 1965 ante los Mellizos de Minnesota, Koufax perdió en el segundo encuentro en Minneapolis aunque sólo permitió una carrera limpia en seis actos mientras repartía nueve abanicados, Sin embargo en Los Ángeles, abrió el quinto desafío para blanquear a los Mellizos 7 a 0 con una exhibición con 10 abanicados y solo cuatro imparables, todos sencillos. Luego retornó con apenas dos días de descanso para volver a blanquear a los Mellizos, 2-0, con 10 abanicados para darle la corona a los Dodgers.

Junto a su registro de 2-1, tuvo efectividad de 0.38 y 28 ponches en 24 capítulos.

Gibson hizo su primera aparición con los Cardenales de San Luis en la Serie Mundial de 1964 ante los Yanquis de Nueva York. Luego de caer 8 a 3 en la segunda fecha, ganó el quinto 5 a 2 con una labor de 10 actos, y ganó el séptimo 7 a 5 andando todo el camino para titular a San Luis. En 1967, superó a los Medias Rojas de Boston en el primer desafío, el cuarto y el séptimo. Con tres completos y pizarras de 2-1, 6-0 y 7-2. Incluyó un blanqueo y una efectividad de 1.00, en 27 innings, con 26 ponches en 27 capítulos, suficiente para darle otro título al San Luis.

El show de Reggie Jackson en las series de 1973 y 1977

Las exhibiciones de Jackson tuvieron lugar en las Series Mundiales de 1973 y 1977. La primera con los Atléticos de Oakland en contra de los Mets de Nueva York.

El jardinero y tolero zurdo fue el líder del clásico con seis carreras empujadas, entretanto bateaba para .310 y Oakland se llevó la serie en siete encuentros.

En 1977, y con los Yanquis de Nueva York contra los Dodgers de Los Ángeles, tuvo un average de 450 con 8 impulsadas y 5 vuelacercas, pero fue en el sexto encuentro que vivió su apoteosis.

Esa noche en el Yankee Stadium, Jackson largó tres jonrones en turnos consecutivos y ante el primer envío servido.

En el cuarto capítulo, en el quinto y el octavo. Nueva York ganó 8 a 4 y capturó la corona en seis jornadas.

EN TIPS

De tres tres en el cajón de bateo

Los vuelacercas de Jackson en el sexto juego de la Serie Mundial de 1977 ante los Dodgers, fueron sobre lanzamientos de Burt Hooton, el dominicano Elías Sosa y Charlie Hough, todos derechos. Los otros dos cuadrangulares en la serie se los soltó a Rick Rhoden y a Don Sutton, también derechos.

Bob Gibson estuvo cerca

Gibson estuvo cerca de obtener un tercer “Más Valioso”.

En la serie de 1968 contra los Tigres de Detroit, ganó el primero y el cuarto juego, y llegó al sexto acto del séptimo con un empate a 0, pero Detroit hizo tres carreras con dos outs, con un triple de Jim Northrup. Detroit ganó 4 a 1.


Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Enlaces patrocinados