Tripleplay | Tripleplay para principiantes

¿Sabían que Pablo Sandoval fue el primer venezolano en ser elegido como “Más Valioso” en una Serie Mundial? En la serie de 2012 como tercera base y bateador designado de los Gigantes de San Francisco, Sandoval bateó para 500 contra los Tigres de Detroit. En cuatro encuentros dio 8 imparables en 16 turnos al bate, con un doble, tres jonrones y 4 carreras empujadas. San Francisco barrió a Detroit en cuatro encuentros.

¿Sabían que Salvador Pérez es el último venezolano en ser escogido como “Más Valioso” en una Serie Mundial? El cátcher de los Reales de Kansas City cargó con el reconocimiento en el clásico de octubre de 2015, cuando en cinco encuentros ante los Mets de Nueva York, tuvo un promedio ofensivo de .324 con 8 hits en 22 turnos al bate, incluyendo dos tubeyes y dos carreras empujadas en cinco encuentros.

¿Sabían que Bobby Richardson es el único en recibir el “Más Valioso” a pesar de que su equipo perdió la Serie Mundial? Eso ocurrió en 1960 con los Yanquis de Nueva York para quienes Richardson defendió la segunda base ante los Piratas de Pittsburgh. En los siete desafíos que duró la serie, Richardson tuvo un promedio ofensivo de .367 puntos en los siete partidos que duró la serie.

Asimismo, remolcó 12 carreras, y entre los 11 inatrapables que coleccionó, se contaron un cuadrangular, dos triples y dos dobles.

¿Sabían que el primer latinoamericano en recibir el “Mas Valioso” en una Serie Mundial fue Roberto Clemente, de Puerto Rico, con los Piratas de Pittsburgh? Ocurrió en la Serie Mundial de 1971, cuando Clemente y los Piratas enfrentaron a los Orioles de Baltimore.

Después de perder los dos primeros juegos en casa, los Piratas ganaron cuatro de los siguientes cinco y Clemente fue un factor decisivo. El jardinero y bateador derecho dio imparables en los siete encuentros que duró la serie, con 12 hits en 29 turnos para un average de .414, con un cuadrangular, dos dobles y un triple. Empujó cuatro anotaciones y anotó tres.

El premio al “Más Valioso” en la Serie Mundial, se dio a lanzadores en sus cinco primeras entregas. Johnny Podres en 1955 con los Dodgers de Brooklyn, Don Larsen en 1956 con los Yanquis de Nueva York, Lew Burdette en 1957 con los Bravos de Milwukee, Bob Turley en 1958 con los Yanquis de Nueva York y Larry Sherry en 1959 con los Dodgers de Los Ángeles.

¿Sabían que Don Larsen es el único pitcher en completar un sin hits ni carreras, un juego perfecto, en una Serie Mundial? En la de 1956 desde el montículo de los Yanquis de Nueva York sobre los Dodgers de Brooklyn. En Yankee Stadium, ponchó a siete bateadores, nueve de los outs se produjeron en los jardines y ganó 2 a 0.


Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Enlaces patrocinados