jueves, mayo 30, 2024
InicioCabreraCabrera recibió cariño del beisbol en su último año

Cabrera recibió cariño del beisbol en su último año

Todas las Grandes Ligas se unieron para hacer de su año algo especial

Cuando Miguel Cabrera se reportó a sus últimos entrenamientos primaverales a mediados de febrero de este año, dando inicio a lo que se convertiría en su “último baile” en las Grandes Ligas, dijo que no quería recibir homenajes, ser el centro de atención ni ser parte de ceremonias emotivas.

“Estará bien si hacen algo. También estará bien si no lo hacen”, dijo el maracayero en ese entonces a los periodistas, a los que también comentó que no quería distracciones para su equipo. “Estamos enfocados en mirar hacia adelante e intentar derrotar a los demás”.

Sin embargo, era imposible detener toda la avalancha de amor y cariño que se avecinaba por un hombre; que, como jugador activo, le dio todo y más al beisbol, a las Grandes Ligas y por supuesto a las organizaciones donde jugó.

Lee también: Cabrera: “Me gustaría retirarme en Venezuela”

Ahora bien, los Tigres de Detroit comenzaron la temporada regular ante los Rays en Tampa Bay, justamente el club ante el que Miguel inició debutó hace 20 años. El conjunto del Suroeste de la Florida no tenía algo preparado para despedir al ‘Tigre Mayor’. Sin embargo, un simple agradecimiento vale mucho y seguramente para el criollo fue más que suficiente.

“Gracias por los recuerdos, Miggy”, se podía leer en la pantalla/pizarra del jardín derecho del Tropicana Field; hogar de los Rays. Los siguientes fueron los Astros, que hospedándolo por última vez al venezolano en Houston le obsequiaron entre otras cosas, un sombrero de vaquero. ¿Has visto alguna vez a un Tigre con sombrero de vaquero? Hey Miggy!

En el Opening Day en casa; en Comerica Park, Miguel hizo el lanzamiento oficial con otras figuras de los deportes en Detroit como Ben Wallace (Baloncesto), Calvin Johnson (Futbol Americano) y Nicklas Lindstrom (Hockey sobre Hielo).

Recordando sus hitos con el madero

Después de eso fue el turno para los Azulejos de Toronto, que elaboraron un cuadro con postales del día en que llegó a 500 jonrones, justamente ante el conjunto canadiense. Víctor Martínez estaba entre los presentes para el homenaje.

Posteriormente, los Orioles le extendieron un ladrillo del icónico edificio ubicado detrás de las gradas del rightfield de Oriole Park. Historia en las manos del aragüeño. La placa en el ladrillo decía: “¡Gracias, Miggy! (en español) felicitaciones por una carrera inspiradora”. Justamente el parque ubicado en Camden Yards había celebrado sus 30 velitas el año pasado.

Los Medias Rojas de Boston hicieron algo similar, dándole una casilla del Monstruo Verde, la número ‘24’; el número en su espalda, proveniente de un parque con más de un siglo de historia como es el caso de Fenway Park.

Por su parte, los Cardenales de San Luis emularon parcialmente a los Azulejos, brindándole a Cabrera un cuadro pequeño de la postal que retrataba el momento al llegar a home después de conectar su bambinazo 400 en Busch Stadium.

También hubo regalos en Milwaukee (sombrero de queso y chaqueta personalizada) y en Washington, donde los Nacionales se destacaron con una mecedora, una almohadilla firmada por todo el equipo y una bandera de Estados Unidos que fue hondeada en el capitolio en su honor. Imagínense ¡Viva Miguel!

En Filadelfia, nada más y nada menos que Dave Dombrowski; gerente general suyo en gran parte de su carrera, lo agasajó con una foto familiar y luego Ryan Howard y Nick Castellanos lo premiaron con parte de la pizarra del RF de Citizens Bank Park con dedicatorias de los jugadores de los Filis.

Pensaron en sus vacaciones

¿Miguel Cabrera necesita vacaciones? Claro que sí, las merece, y por eso los Cascabeles de Arizona le otorgaron un fin de semana en un resort en Phoenix.

Pero unas vacaciones también incluyen ir a pescar o tal vez practicar un poco de Hockey sobre hielo; pues eso hicieron los Mellizos de Minnesota. Iván Rodríguez y Martín Pérez tampoco querían dejar de ser parte de la despedida y en Texas dieron a Miguel una montura de caballo. Para colmo, los Medias Blancas regalaron un banco hecho con bates y almohadillas, luciendo además los colores de los Tigres de Detroit.

Mientras tanto, en Coors Field le obsequiaron una lámina de la pizarra “Out of Town”, los Marineros de Seattle se lucieron con una bolsa de Starbucks; cadena de restaurantes originaria de Seattle y los Reales de Kansas City le presentaron postales del juego en que Miguel selló la triple corona en 2012, casualmente en Kauffman Stadium.

Otra parada importante fue Miami, donde los Marlins aprovecharon para celebrar el fin de semana de la “herencia venezolana” y dar regalos personalizados a Miguel, que volvía por última vez al lugar donde todo comenzó. Por su parte, los Piratas de Pittsburgh pusieron al venezolano al lado de Paul Waner, Honus Wagner y Roberto Clemente en un cuadro al carboncillo donde se les vio pasando a través del “Puente Roberto Clemente” sobre el Río Allegheny llamada ‘Ciudad del Acero’.

Compartieron cultura con él

Seguidamente, los Guardianes de Cleveland compartieron algo de su cultura, regalando una guitarra eléctrica; en referencia al Salón de la Fama del Rock & Roll, ubicado en dicha ciudad.

Igualmente, si Miguel quisiera algún día a Yankee Stadium no se perdería, pues los ‘Bombarderos del Bronx’ tuvieron la gentileza de presentar un cartel con la estación del ‘subway’ donde se ubica el hogar de los Yankees y una pintura; entregada por Gleyber Torres, con la escena del épico turno entre Miguel y Mariano Rivera en agosto de 2013.

En su última gira, los Rojos le obsequiaron un bate con su imagen y sus estadísticas, los Angelinos entregaron una tabla de surf, los Dodgers una réplica de una estrella del paseo de la fama de Hollywood y los Atléticos una botella de vino extraída de Valle de Napa; donde se produce el mejor vino del estado de California, y por si fuese poco, los fanáticos presentes en el Coliseo de Oakland lo ovacionaron en su último turno, así como lo hicieron muy sentidamente en Boston, en Miami y por último en Detroit.

Hasta una leyenda y un ex compañero como Justin Verlander le rindió sus respectos al “Muchacho de La Pedrera” durante el turno que los enfrentó a ambos por última vez.

Ahora bien, la hecatombe de todo fue su último fin de semana en Detroit. Los Tigres hicieron un cronograma completo de actividades en torno a su retiro, que incluyeron espectáculo de luces, otro puñado de regalos y en el último juego, gente viajó desde todas partes a ver a Miguel Cabrera, para reconocer toda esa pasión y toda

Deja un comentario

Lo último