miércoles, septiembre 28, 2022
InicioCabreraMiggy estafó animado por estilo de Rickey Henderson

Miggy estafó animado por estilo de Rickey Henderson

Por primera vez desde 2005 empujó dos carreras en un juego sin conectar hit

Miguel Cabrera se inspiró en la costumbre del máximo robador en la historia de MLB Rickey Henderson (1.406), la noche del martes para estafar la base número 40 de su trayectoria de 20 temporadas, y ayudar a los Tigres de Detroit a fabricar racimo de cuatro anotaciones en el séptimo inning, determinantes para dar cuenta de los Reales de Kansas City 7-5.

Jason Beck, reportero del portal digital www.mlb.com, comentó que cuando le preguntaron a Cabrera en qué estaba pensando cuando salió a estafar la antesala ante la batería integrada por el relevista dominicano José Cuas y el catcher MJ Meléndez, lo primero que hizo fue sonreir.

“Como decía Rickey Henderson, cuando te vas, te vas. En esas situaciones no hay tiempo para pensar, sales y más nada, como hacía Rickey”, bromeó el maracayero que no concretaba un robo desde el 11 de septiembre de 2020, en un encuentro contra los Medias Bancas, en Chicago, mientras que buena parte de sus compañeros de club house estallaban en carcajadas.

El disparo de Meléndez a tercera fue a parar al bosque izquierdo, lo que aprovechó Cabrera para engomarse y asegurar que el mánager A.J. Hinch le diera descanso en la jornada vespertina de ayer, para recuperar las piernas tras la agotadora acción.

Acosa a Ted Williams

Con globo de sacrificio en el quinto y batazo al cuadro en el séptimo, Cabrera remolcó par de rayitas, que le permitieron avanza al 16° lugar de la lista histórica de mejores empujadores (1.838), por encima de Ken Griffey Jr. (1836) y ubicarse a una del siguiente peldaño, ocupado por el legendario Ted Williams (1.839), según la base de datos del portal especializado www.baseball-reference.com

Por tercera ocasión en más de 2 mi 600 juegos, el toletero aragüeño de 39 años de edad logra llevar al menos dos carreras al plato en un encuentro, sin conectar imparable.

La última vez que registró esta curiosidad fue hace diecisiete años, en su tercera campaña con los Marlins de Florida, el 13 de abril de 2005, en el Dolphins Stadium de Miami, cuando se fue de 2-0 con par de elevados de sacrificio contra los Filis de Filadelfia, en blanqueada de 3-0 y apenas tres hits que lanzó el zurdo Dontrelle Willis.

Deja un comentario

Lo último