De Giudicelli a Rodrygo

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

En 1935, un tal Fernando Giudicelli llegó como primer brasileño al Real Madrid. Era un delantero de postín pero solo jugó un partido pues fue atraído por el fútbol francés; no había por entonces cláusulas de rescisión ni contratos inviolables.


Pasaron 24 años hasta la aparición, con toda su reputación como bi campeón del mundo, del gran Didí. Ha sido larga la tradición de la yunta Brasil-Real Madrid, una autopista por la que han transitado 28 jugadores llegados desde el gigante suramericano al Paseo La Castellana.


El más reciente ha sido Rodrygo, autor de un gol de agonía pero de supervivencia ante el Inter de Milán.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Enlaces patrocinados