La Vinotinto ahora solo piensa en su camino a Catar

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Con la confianza por las nubes la Vinotinto cerró su año 2019, el mejor de su historia en cuanto a números. Un cambio de mentalidad, mucha creación de juego y sobre todo contundencia a la hora de lograr resultados deja la mirada fija en un posible boleto al Mundial de Catar 2022.

En este 2019 la selección que dirige Rafael Dudamel ha tenido su mejor proyección, puesto que de 12 partidos ganó seis, perdió cuatro e igualó en dos; teniendo 21 goles a favor y solo 10 en contra para un porcentaje de 61% según reseñó en Twitter @SoccerDataVEN.

Esta proporción superó al 2007 cuando Richard Páez estaba en el banquillo, en ese momento se obtuvo un 54 % de producción, también aventajó el 45% que logró Cesar Farías en 2011.

Gran parte de esta mejora se llevó a cabo en los últimos tres partidos amistosos, saldos favorables y con dos sistemas tácticos totalmente diferentes. Primero en octubre en la capital del país se plasmó un esquema más ofensivos. El (4-2-3-1) fue para el deleite y se pedía a “Vox populi” que este fuera el método fijo, pero no fue así, al menos no ante Japón y solamente demostró que el manejo de Venezuela es multifuncional y esto solo tiene una causa, misma que es sin dudas el momento que atraviesan los futbolistas venezolanos.

Específicamente en este duelo ante los nipones Dudamel volvió al (4-1-4-1) que tanto le gusta con Bernaldo Manzano ocupando el lugar de Junior Moreno, quien no estuvo presente por motivos personales en ese trivote del mediocampo con Rincón y Herrera, además junto a Yeferson Soteldo y Darwin Machís por las bandas todo esto le salió a la perfección.

Pese a que fue un sistema defensivo la Vinotinto tomó la iniciativa, le dio circulación al balón y quedó evidenciado en 45 minutos con cuatro goles y un Rondón en estado de gracia. Es verdad, Japón no contó con todos sus titulares por lo que era necesario aprovechar el momento para proponer, gustar y ganar.

En este choque algunas conclusiones son que Soteldo demostró que mientras siga deslumbrado en la selección debe ser fijo, Machís cada vez sorprende más, Herrera se pierde de vista, Manzano es un acierto total y Rondón es inamovible.

Punto a favor para Dudamel, uno de los que más gana en estos exámenes. Con dos sistemas tácticos en las fechas FIFA finales convenció, cambió la mentalidad y seguramente para marzo cuando inicien las eliminatorias tendrá uno de local (4-2-3-1) y otro de visita (4-1-4-1).

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Enlaces patrocinados