Soteldo y Santos van por pase a la final ante Boca

El vinotinto fue la pieza más destacada del peixe en el partido de ida / PRENSA CONMEBOL
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El Santos del venezolano Yeferson Soteldo recibe este miércoles al poderoso Boca Juniors en busca del pase a la final luego de 10 años, cuando se coronaron en la temporada de 2011 ante Peñarol con aquella generación comandada por el astro Neymar.

Tras el partido de ida la semana pasada que terminó sin daños, en La Bombonera, el peixe no quiere margen de error este miércoles en su feudo de Vila Belmiro, ante un xeneize que no se vio correcto en su patio. El cuadro carioca dominó el juego, pero le faltó concretar, teniendo la polémica jugada en la que le negaron un penal.

La ofensiva del técnico “Cuca” es comandada por el vinotinto Soteldo y el atacante Marinho, quienes son el arma fundamental en el ataque brasileño. Además, ambas piezas dejaron una exhibición pletórica en la ida en Argentina, donde el llanero fue elogiado por los medios argentinos, luego de regresar al rectángulo tras estar ausente en su recuperación por el covid-19.

“Tenemos los pies en la tierra. Hay que trabajar para hacer un gran juego contra Boca”, afirmó el piloto “Cuca” en la previa.

Pelé se coronó

El 4 de septiembre de 1963 el Santos de Pelé, Coutinho y Gilmar venció 3-2 a Boca en el Maracaná. La vuelta de la final de aquella Libertadores, siete días después, en casa de los argentinos, fue otra victoria (2-1) con gol del “Rey” y supuso la segunda Libertadores en la vitrina  del conjunto albinegro.

Casi sesenta años después, una nueva generación, liderada por Alexi Stival “Cuca”, apunta a convertir al peixe en el primer tetracampeón brasileño de la Libertadores, con el templo suramericano, donde el 30 de enero se jugará la final en el Maracaná.

Camino a la séptima

A Boca le basta un empate con goles para pelear por su séptima Libertadores, con la que igualaría a Independiente de Avellaneda como máximo ganador del torneo americano.

Sin un juego vistoso, pero con la fortaleza de sus individualidades y de un técnico sagaz como Miguel Ángel Russo, los xeneizes aterrizaron en Brasil tras haber clasificado el sábado a la final de la Copa Maradona de Argentina.

“Este grupo está muy bien, de la cabeza, principalmente. También es mucha la exigencia física y mental que tenemos, porque siempre tenemos la obligación de llegar a las finales, como mínimo”, aseguró el estratega Russo.

Jorman Campuzano, eje defensivo del mediocampo, está aliviado de una lesión muscular y sería inicialista. El volante colombiano volvería a formar dupla con Nicolás Capaldo, en un bloque que funcionará como respaldo de Eduardo Salvio, Sebastián Villa, Franco Soldano y Carlos Tévez en la ofensiva boquense.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Enlaces patrocinados