Venezuela volvió a ganar gracias a su juego rápido

Darwin Machis
Darwin Machis

Con un triunfo sobre Ecuador 2-1, la selección nacional retomó el camino de la victoria y dejó atrás una racha de cuatro partidos sin ganar en las eliminatorias al Mundial Catar 2022. Todo gracias a una soberbia actuación del extremo Eduard Bello.

El mirandino fue el encargado de conducir los hilos del ataque venezolano en sustitución del tocado Yeferson Soteldo. Y vaya que no decepcionó al anotar el gol del triunfo y asistir en el tanto que igualó las acciones momentáneamente.

En los primeros minutos del duelo disputado en el estadio Olímpico de la UCV, ambas oncenas trataban de acercarse al arco rival pero eran los criollos los que lo hacían de mejor manera con las incursiones de Bello, Darwin Machís y Adalberto Peñaranda.

Sin embargo, un torrencial aguacero hizo que el choque se empezara a jugar de manera rápida por el estado de la cancha, siendo los ecuatorianos los que pasaban a inquietar la valla defendida por Wuilker Faríñez.

De esta forma, la visita consiguió un penal luego que José “El Brujo” Martínez le cometiera una falta al extremo Gonzalo Plata y tras la revisión del VAR. El delantero Enner Valencia cobró con eficiencia.

A pesar de esto, el combinado patrio no bajó los brazos y con una jugada muy parecida a la del gol anotado a Brasil, Bello agarró un pase de Ronald Hernández y envió un centro raso que fue definido por Machís antes de irse al descanso.

En la segunda parte, Ecuador no se encontraba en la cancha y esto fue aprovechado por los locales, quienes mantenían el constante ataque por las bandas aunque les seguía faltando claridad en la entrega del último pase y en algunos remates de corta y media distancia.

Sin saberlo esa fue la fórmula que terminó dándole los tres puntos a La Vinotinto, gracias a un tiro libre cobrado exquisitamente por Bello desde más de 30 metros pero ayudado con algo de complicidad del arquero Wellington Ramírez.

En los siguientes minutos, el estratega Leonardo González realizó varios cambios con la finalidad de defender el resultado y lo consiguió ante un rival que no dejó de intentarlo hasta el pitazo inicial.

Más allá del marcador, la victoria sirve para dejar atrás las últimas caídas y seguir consolidando un estilo de juego rápido y de presión por las bandas.

En lo deportivo, también llega como una bocanada de oxígeno en la tabla de posiciones y arribar a siete puntos en la eliminatoria.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Enlaces patrocinados