Visión de juego | Comisión Reguladora de FVF enfrentará complejo panorama

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

La Comisión Reguladora que creó esta semana la Fifa para atender el caso de la Federación Venezolana de Fútbol tendrá mucho trabajo, poco tiempo y escasos recursos para atender las dificultades que se avecinan.

Todavía la Fifa no ha designado a los cinco integrantes de la comisión, pero está claro que Laureano González es el único dirigente en el que confía la máxima entidad del balompié mundial y también la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) para poner la casa en orden en la FVF.

El profesor, como se conoce a Laureano en el mundo del fútbol nacional, ha dedicado su vida a la promoción y organización de este deporte. Suya fue la iniciativa de fusionar el trabajo de la extinta Liga y la FVF para dar estabilidad a los campeonatos, cuando en 1994, a través de la resolución conjunta 001, firmada entre la FVF y la Liga de Fútbol Profesional, logró iniciar un proceso de reestructuración para formar dirigentes, técnicos y árbitros; transformar los equipos en clubes; fomentar las categorías menores y preparar a la selecciones nacionales masculinas y femeninas en todas las categorías.

Los cortos de memoria olvidan que Laureano impuso en el fútbol nacional la utilización de un jugador sub-20 en los equipos de primera división para dar oportunidad a los jugadores en ascenso; estableció la obligación de tener divisiones menores a los equipos de Primera; y fue el promotor de la creación de equipos femeninos, lo que convirtió a Venezuela en una potencia regional en esta categoría.

Ahora le tocará de nuevo enfrentar una situación tan compleja, como cuando asumió la presidencia de la FVF por el encarcelamiento de Rafael Esquivel, uno de los integrantes de la mafia dirigencial de Conmebol que amasó fortunas gracias a los sobornos, tráfico de influencia y lavado de divisas organizado por una corrupta directiva.

El primer problema a resolver será conseguir que vuelvan las competencias. Todas las actividades están paralizadas por la pandemia de coronavirus y el panorama en la primera división es grave. Deudas con jugadores, equipos que han detenido los entrenamientos por los contagios y otros que ni siquiera han podido pisar la grama.

Pero los clubes necesitan disputar un torneo para distribuir los boletos para los torneos de Conmebol de 2021, esto es: la Copa Libertadores y la Copa Suramericana. Si no se juega este año, Venezuela perderá esos cupos y los clubes se quedarán sin los premios en dólares que aporta la Conmebol a los equipos clasificados.

El otro asunto prioritario es la selección nacional masculina que a partir de octubre competirá en la eliminatoria suramericana al Mundial de Catar 2022.

La FVF tiene los recursos represados en el Banco Élite de Puerto Rico, porque para mover el dinero se requiere la firma del fallecido presidente de la entidad, Jesús Berardinelli. La Fifa ha pedido a la FVF que abra una nueva cuenta en un banco de Europa, pero este proceso es complejo y llevará tiempo, más aún en estos tiempo de viajes imposibles de realizar desde Venezuela al extranjero.

La comisión tendrá que gestionar los recursos para concentrar a los vinotintos que juegan en Europa, en Lisboa o Madrid, y luego movilizarlos directo a Barranquilla, donde enfrentará el primer partido ante Colombia. Y luego organizar otra logística para volver a Venezuela y medirse contra Paraguay en el estadio de Mérida.

No la tiene fácil Laureano y el equipo de trabajo que lo acompañen el la Comisión. Porque, además, tendrán que lidiar con los poderes enquistados en la FVF que como el Gatopardo de Lampedusa esperan que todo cambie para que todo siga igual.

La FIFA bajo presión para designar a los integrantes de la junta

Resultó muy extraño que al momento de crear la Comisión de Regulación que dirigirá la Federación Venezolana de Fútbol, quedara en suspenso los nombres de los cinco integrantes de esta junta.

¿Por qué la FIFA no designó de una vez a los comisionados y prefirió seguir revisando currículos de nominados?

Lo que ocurre es que hay intereses fuera de los estrictamente deportivo que están presionando a la FIFA para que incluya en la comisión a dos integrantes más cercanos a la política que al fútbol venezolano.

La FIFA ya habría aprobado a Laureano González para que presida la Comisión, por su condición de miembro de la Comisión de Apelación de la máxima entidad mundial del balompié. También aprobó al abogado Carlos Terán, integrante de la Comisión de Disciplina de la FIFA y de la Comisión de Gobernanza de Conmebol; y al general Gilberto Velasco, expresidente de Mineros de Guayana y responsable de la Comisión de Seguridad de la Conmebol. Los tres son personajes vinculados largamente al fútbol nacional y ya superaron la prueba se idoneidad exigida por Conmebol y FIFA para ocupar esos cargos.

La postulación de Juan García habría sido descartada por la FIFA, debido a que el exdelantero es presidente de la Asociación de Futbolistas de Venezuela, y existiría un conflicto de intereses. En la FVF se menciona que el profesor universitario Rafael Chavero, exvicepresidente de la LVBP, quien en su cuenta de twitter se define como “Luchador contra la dictadura”, estaría entre los candidatos que estudia la FIFA para la Comisión.

Esta semana se darán a conocer los nombres y solo hay que esperar que los integrantes ayuden a resolver los desafíos que tiene el fútbol nacional.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Enlaces patrocinados