viernes, abril 12, 2024
InicioFútbolEuropeoCamiseta 10 | Cuando los héroes caen

Camiseta 10 | Cuando los héroes caen

El año que corre ha sido de piedra para las sociedades de todos los rincones de la tierra. El fútbol, por no está fuera del mundo aunque así lo quieran hacer ver aquellos para quienes es un planeta aparte, vive también esa crisis. El fútbol es hoy un bastión de la vida, y por ello se deben festejar sus victorias pero igualmente ser parte de sus contrastes y sus derrotas. Y, hablando de “derrotas”, veamos.

Convertido en violento huracán, en un tsunami de proporciones colosales, el fútbol se ha llevado en su arrase de inclemencias a los héroes de la época, a aquellos hombres que parecían invulnerables al tiempo y al espacio. Cayeron con sus equipos y les ha llegado el tiempo, como a los aficionados, de darse cuenta de que no eran extraterrestres venidos Kripton, como Superman, ni tampoco de una remota galaxia.

Todo el cataclismo comenzó con Cristiano Ronaldo. Venido a menos con su Juventus vio pasar al Inter de Milán, campeón, y quedar relegado (hasta antes de ayer) a un indigno quinto lugar que le ha hecho recoger las maletas y planificar un porvenir que ya, a sus 36 años de edad, solo parece ser un panorama en el que no se vislumbran con claridad nuevos caminos.

La caída en vertical continuó con Lionel Messi. Con un equipo destartalado, con una confusión de funciones a la hora de los partidos que lo han enviado hasta el tercer lugar de la liga española, no se sabe si el jugador estará pensando si, luego de su diatriba con la anterior directiva del Barcelona, no hubiese sido mejor ir a tener a otro club. Ya no hay mucho tiempo que perder, pues a sus 34 años que cumplirá en pocos días el filón de oro ha comenzado a dejar de brillar.

Y también tenemos a Neymar, quien a sus 29 años es el más joven de la trilogía y el que tiene más combustible en el tanque del tiempo. Tantos rumores lo colocaron en varios equipos a la vez, hasta que, asegurando lo que ya estaba asegurado, decidió firmar con el París Saint-Germain. No obstante, ni así ha podido salvar al eterno campeón francés, hasta ayer, fecha de la última jornada, en el segundo lugar.

Así pues, ahí los tenemos, fuera de la Champions League. Tres ídolos de nuestra era mirándose en el espejo de la derrota, una visión que hasta hace muy poco parecía un imposible pero que se ha convertido en el espejo de que en la vida todos ganamos, pero también, y de qué otra forma pudiera ser, todos caemos alguna vez. Como Cristiano, como Messi, como Neymar.

“Nomadland”

Si los productores de Hollywood hubiesen buscado a Cristiano Ronaldo y Lionel Messi para hacer la película ganadora del Oscar, no les hubiese ido mal. Vale el humor para hablar de los destinos inciertos de los dos personajes.

La protagonista de “Nomadland” marcha por las autopistas de Estados Unidos en procura de un destino incierto, a la vez que los dos futbolistas miran hacia el horizonte en busca de clubes que puedan llevarlos a su seno.

Seguramente los equipos, aun tentados por la posibilidad de tener a uno de ellos, se frenan a ver el dineral que ganan: más de 100 millones de dólares anuales cada uno. Vaya locura

EN TIPS

Victorias. Lionel Messi, Cristiano Ronaldo y Neymar no pudieron ganar en sus ligas; solo debieron conformarse en conquistar las copas alternas.

Abismos. Las ganancias netas de los cracks actuales se diferencian enormemente de las que devengan los llamados futbolistas utilitarios.

Crisis. Con la llegada de la pandemia se estima que el juego tendrá que repensarse. Habrá que ver si sus actores aceptan las nuevas condiciones.

Venezolanos. Salomón Rondón, en Rusia, y Josef Martínez, en Estados Unidos, son los jugadores salidos del país que más dinero obtienen del fútbol.

Lo último