viernes, julio 19, 2024
InicioFútbolFutVeVisión de juego | Asociaciones de FVF están obligadas a dar información

Visión de juego | Asociaciones de FVF están obligadas a dar información

La nueva Ley del Deporte aprobada en 2011 marcó un salto adelante en un intento de democratizar las entidades sociales promotoras del deporte en Venezuela. El instrumento legal y el Reglamento Parcial Número 1 desarrollaron los conceptos de participación y protagonismos de los ciudadanos en el ejercicio de sus derechos políticos garantizados en la Constitución bolivariana.

A partir de 2011, las asociaciones y federaciones del país tuvieron que modificar sus estatutos para adecuarlos a la ley. Se vieron obligados a dar cabida a una mayor y más vigorosa participación de los atletas, entrenadores, árbitros y féminas para elegir y ser electos en cargos de representación de la entidad; y tener voz y voto en la escogencia de la directiva de sus disciplinas.

La creación del Registro Nacional del Deporte para inscribir y certificar a los clubes de todo el país agregó otro elemento fundamental para garantizarle a estas organizaciones primigenias el derecho a existir, ser reconocidas y participar activamente en el deporte federado. Todas las asociaciones del país están en la obligación de inscribir a los clubes que lo soliciten, sin más trámites que los indicados en la Ley del Deporte.

Aunque ha habido avances que celebrar, todavía existe una enorme resistencia de la dirigencia jurásica, eternizada en los cargos por obra de birlibirloque, que se salta los procedimientos legales, los estatutos y los reglamentos de su propias entidades deportivas para que las elecciones se hagan a escondidas, temerosas de que la luz de la participación los convierta en cenizas.

Es lo que viene ocurriendo en los procesos electorales que adelantan las asociaciones afiliadas a la Federación Venezolana de Fútbol. El Reglamento Electoral de la Federación indica claramente en su artículo 14 que las comisiones electorales regionales de las asociaciones están en la obligación de “garantizar el derecho a la información de los electores”, y debe hacer público cada uno de los actos que componen todo el proceso eleccionario.

Pues bien, la mayoría de las asociaciones no convocaron a la apertura del proceso electoral para que los interesados en participar se inscribieran, y las asociaciones de Portuguesa, Cojedes, Guárico, Táchira, Distrito Capital y Falcón, no han publicado su proyecto electoral, acompañados de sus respectivos cronogramas para cada elección de las comisiones de jugadores, árbitros, entrenadores y féminas.

En la Asociación de Distrito Capital se han cometido tantas irregularidades que el proceso es un galimatías. Se cambió la fecha de la elección para la semana próxima, pero la Comisión Electoral no tomó la previsión de modificar el cronograma electoral y dejó todo como estaba.

Es tal el despelote que los candidatos aceptados para participar en las diversas elecciones no pudieron hacer campaña electoral, porque los dos días pautados para el proselitismo no se movieron en el cronograma. Así que la campaña coincidió con la aceptación de las postulaciones. Un absurdo.

Más grave aún es que las asociaciones no hayan publicado el calendario de la elección de sus juntas directivas. ¿Por qué ocultan una información que debe ser pública para sus afiliados como indica el Reglamento Electoral? Los directivos de algunas asociaciones siguen anclados a los tiempos en los que Rafael Esquivel imponía su criterio y hacía que cada comicios fuera un tinglado para su aclamación. De hecho, el expresidente de la entidad sigue dando instrucciones, desde su casa por cárcel en Miami, a sus adláteres en el país para mover piezas y aconsejar maniobras. Es hora de borrar ese pasado borbónico en el fútbol.

¿A dónde fueron a parar los recursos del programa de Conmebol?

En abril de 2020, la Conmebol decidió destinar una serie de aportes a sus afiliados para enfrentar la crisis económica producida por la pandemia, a través del programa Evolución. De acuerdo al comunicado publicado por la máxima entidad del balompié de nuestra región, el objetivo de esta medida era que los recursos se “destinaran a proyectos que minimicen el imparto del covid-19 en el fútbol suramericano”.

Tres meses más tarde, el fallecido presidente del la Federación Venezolana de Fútbol, Jesús Berardinelli, otorgó 5.000 dólares a 19 asociaciones para este fin de enfrentar el coronavirus. El dinero lo recibieron incluso entidades afiliadas de la FVF, cuyas directivas carecían de reconocimiento legal por parte del Instituto Nacional de Deportes. Hay denuncias de que esos recursos se utilizaron para adquirir o remodelar sedes, sin la autorización de la Junta Directiva, como informaron dirigentes de la Asociación de Monagas; comprar equipos electrónicos o simplemente no se sabe el destino. En Delta Amacuro, el presidente de la entidad, Héctor Pulgar, recibió los 5 mil dólares aunque su gestión carece de providencia administrativa. Aseguró que invertiría en la remodelación de la sede, pero solo compraron un aire acondicionado, sillas, computadora y le dieron una mano de pintura a la casa donde funciona la Asociación, de acuerdo a denuncias que formularon clubes de la región.

El miércoles la Asociación de Distrito Capital presentará en la Asamblea General la memoria y cuenta de la gestión 2020. Es la mejor oportunidad para que los asambleístas revisen las cuentas y pregunten en qué proyecto para enfrentar la pandemia se invirtió el dinero.

Deja un comentario

Lo último

La portada de hoy

Nosotros

Somos la publicación impresa y digital líder en deportes de Venezuela. Un medio del Grupo Últimas Noticias

Aliados de las Grandes Ligas del Beisbol

Contactos

© 2023 C. A. Últimas Noticias RIF J-00037398-1