jueves, junio 20, 2024
InicioOpinionesCristóbal GuerraCamiseta 10 | A dos semanas de desenredar lo enredado

Camiseta 10 | A dos semanas de desenredar lo enredado

Los días pasan silenciosamente, y las selecciones de fútbol ya distraen las miradas hacia ese horizonte llamado noviembre.

Porque en noviembre ya casi puede saberse lo que habrá de ahí en adelante; en ese mes, con toda su carga de contrastes, habrá gloria y condena. ¿Quién puede dudar que Brasil y Argentina ya están en el Mundial de Catar? En esas dos selecciones se puede saborear lo dulce de llegar otra vez al encuentro universal.

Hasta ahí, todo bien. Lo bravo, lo hermoso y a la vez terrible va a estar en esos partidos en los que perder será darse cuenta de que, como en aquella canción, “la vida no vale nada”. Por eso es que Ecuador, Colombia, Uruguay, Chile, Bolivia, Paraguay y hasta Perú se alistan para ir al combate-enredo que puede ser su final.

Serán días, el 11 y 16 de ese temido mes, de revanchas que además contienen otras cosas en su vientre de incertidumbres.

Veamos esa primer estación: ¿qué tal encerrar en un ring a Argentina y Uruguay después de la zarandeada que dieron los chicos de Buenos Aires a los muchachos de Montevideo, estos ahora en su propia morada? ¿Y qué decir de paraguayos y chilenos, choque en Asunción, luego de que los australes les quebraran la resistencia en Santiago? ¿Y cómo estarán las ganas de los brasileros después que Colombia les arrebatara en Barranquilla los únicos puntos cedidos en toda la carrera premundialista? ¿Podrá Perú asirse a su última tabla de salvación ante la visitante, ascendente y ahora filosa Bolivia? ¿Y Ecuador, aferrado a su tercer lugar, tendrá alma y fútbol para cobrar a Venezuela la derrota de humillación sentida en Caracas?

Pero detrás de los desquites, como un escudo que puede ser inviolable, lo que cuenta son los puntos para llegar a la Península Arábiga. Pocas veces, desde que en vistas a Francia 98 se organizaran los Premundiales como se conciben ahora, el torneo había estado lleno de tantas incertezas. Para Venezuela será otra la motivación; sabe que no habrá Copa del Mundo, pero sí vencer para de alguna manera borrar la imagen de las derrotas y dejar, en la niebla del tiempo, las horas bajas de poca luz.

En enero volverá Suramérica con otras batallas, aunque quizás en Navidad ya pueda haber claridad y señalar el destino a aquellos que tomarán el vuelo a Doha. Brasil y Argentina ya van cómodos, felices y sentados en el avión transcontinental; los demás, bueno, que noviembre sea, como proclama la Biblia, tiempo de reír, tiempo de llorar.

EN TIPS

Ausentes

De todas las naciones de América, Solo Guatemala y Venezuela no han podido llegar a la cita universal. 81 países de todo el planeta sí lo han hecho, aunque solo ocho se han ceñido la corona.

Eternos

Aún antes de que se jueguen las clasificaciones, es sabido que Brasil y Argentina estarán en el Mundial. Mientras los brasileños han asistido a los 21 disputados, los del Río de la Plata solo han faltado a los de 1938, 50, 54 y 70.

Casi

Cafú y Ronaldo Fenómeno pudieron ser tricampeones: triunfaron en Estados Unidos 94 y en Corea-Japón 2002, pero en Francia 98 solo llegaron a la final. De haber vencido esa vez hubieran igualado a Pelé, el único en la historia con tres títulos.

Estrellas

Durante años, los uruguayos han llevado en sus camisetas cuatro, pues aparte de ganar dos mundiales también obtuvieron oro en dos Olimpiadas jugadas antes de 1930. La Fifa ordenó quitárselas, pues entonces Inglaterra, Bélgica y Canadá como campeonas olímpicas también tendría derecho.

Camiseta 10 de vacaciones

Esta será, por ahora, la última Camiseta 10. Se va de viaje, a cruzar los mares, porque el encuentro con los afectos llama y los hijos nos esperan en Estados Unidos y Alemania.

Será un buen tiempo para los abrazos, las risas, para contarnos las cosas de la cotidianidad y también para la reflexión y pensar en quiénes somos y hacia dónde dirigimos nuestros pasos. Regresaremos pronto, porque para quien redacta esta nota escribir es un acto imprescindible y de vida plena.

Entonces, nos volveremos a encontrar en esta esquina, en Líder, cada lunes, martes y jueves.

Nos vemos por ahí.


Lo último