“Me gustó la hípica desde el primer día”

“Me gustó la hípica desde el primer día”
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

“En realidad, no me gustaba, pero la primera vez que mi papá me llevó al hipódromo, me agradó el ambiente”, de esta manera se expresó el jinete Jefferson Díaz, quien se ha convertido en uno de los aprendices más solicitados de los últimos meses en el Hipódromo La Rinconada, debido al alto promedio que presenta con sus conducidos, así como la constancia, dedicación y disciplina que desempeña, para poco a poco destacar en la competitiva profesión.

Díaz, nacido el año 1991 en la popular parroquia caraqueña, El Guarataro, incursionó desde muy joven en la profesión por la insistencia de su padre, Javier, quien es un afanado hípico y quien contactó al jinete traqueador Marcos Espinoza y éste a su vez al campeón Emisael Jaramillo, quien lo recomendó para la Escuela de Jinetes en Rancho Alegre, donde actuó por dos años y medio.

“Realicé mis primeras presentaciones en el óvalo guayanés y después de ganar 16 carreras, en 2014 viajé a Valencia, donde también conseguí una victoria y varias figuraciones, hasta 2016 cuando decidí trasladarme a Caracas para montar en el Hipódromo La Rinconada”, afirmó el prometedor látigo que consiguió su primer triunfo en el óvalo caraqueño con Emivita, entrenada por Abraham Campos y la mayoría de sus victorias las ha logrado en atropellada.

“Sería un orgullo y un sueño para mí y mi familia, poder participar en los hipódromos de Estados Unidos. Si algún día se da la oportunidad, allí estaremos”, enfatizó el fusta que cuenta con el acertado asesoramiento de Ramón García, padre de los entrenadores Ramón y Juan Carlos García en la selección de montas y con quien ha formado una efectiva yunta ganadora.

Recuerda el látigo que el 29 de diciembre de 2018 se anotó la victoria con Northern Black en una imborrable actuación y en 2019 fue suspendido por el caso de la yegua Miss Vinotinto.

“Le agradezco mucho a Abraham Campos, Manuel Pérez y Tomás Sánchez quienes me apoyaron durante mis primeros días en La Rinconada. ¿Y cómo olvidar el triunfo en atropellada de El Ferretero en distancia de 1.800 metros? Fue un llamado que estuvimos esperando por mucho tiempo”, contó el jockey que también ganó tres carreras especiales para aprendices y de lunes a domingo abre y cierra la pista trabajando para la mayoría de los establos.

“Considero que uno de los mejores jinetes que he visto montar es Santiago González, poseedor de un impecable estilo y admiro mucho al campeón Emisael Jaramillo”, enfatizó el látigo que prefiere correr colocado, pero si la carrera se presenta, también se siente bien en punta.

“Casi todos mis triunfos los he conseguido en atropellada. Con la única que gané de punta a punta fue con Gran Fortuna. Con Northern Black y Turco venía últimos en los últimos 600 metros y al final tronaron para alcanzar el triunfo”, relató el novato jinete que antes de cumplir con sus compromisos revisa el vídeo de las montas para estudiar las características de los ejemplares.

Ganar el Clásico Simón Bolívar es otra de las metas del jockey.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
 

Enlaces patrocinados