domingo, mayo 22, 2022
InicioHipismoQuerales: “Crecí con los purasangre”

Querales: “Crecí con los purasangre”

“Nací y crecí entre las patas de los caballos y seguí la carrera de entrenador debido a mi pasión por el hipismo y el amor a los purasangre de carrera, luego de conseguir el título de técnico superior de mercadeo y trabajar por varios años en el área hospitalaria”.

De esta manera se expresó José Gregorio Querales, uno de los entrenadores de mayor efectividad con sus presentados en el Hipódromo La Rinconada, donde ha logrado más de 100 visitas al recinto de ganadores y aspira a conquistar las carreras más importante del calendario selectivo nacional.

“Me gradué en el Hipódromo Nacional de Valencia y pertenezco a la promoción Luis Ignacio Ávila, de la que también egresaron Juan Carlos Ávila, Francisco “Kiko” D’Angelo, Isaac Hasam, Marcos Bellardi y otros destacados entrenadores que cumplimos con los requisitos exigidos por las autoridades del Instituto Nacional de Hipódromos y la Escuela de Preparadores en Venezuela”, afirmó el trainer que todas las mañanas llega bien temprano al establo número 21 de La Rinconada, donde cuenta con una población equina de 14 ejemplares y un esmerado equipo de trabajo que diariamente está atento a todos los corceles allí alojados.

Recuerda Querales, que su primo, José “Yeyo” Núñez, uno de los entrenadores más destacado le dio la primera carta de recomendación ante Armando Fernández Alfaro, quien se desempeñaba como presidente de la Unión de Entrenadores en Venezuela y siempre contó con el apoyo de sus padrinos Balsamino Moreira y Marcos Moros, este último, propietario del caballo Vivo, ganador del Clásico Simón Bolívar de 1968.

“Realicé corta campaña en Valencia donde gané la Copa Tío Llamal con La de Casigua y mi primer triunfo en Caracas lo conseguí en la temporada de 1990 con la yegua Tasbuena, conducida por Pedro Monterrey”, recordó el preparador quien exhorta a todos los hípicos que hacen vida en el Hipódromo La Rinconada a seguir luchando por la hípica venezolana y apoyar el espectáculo en el principal circuito del país, para que no ocurra lo mismo que pasó con Santa Rita, ubicado en uno de los estados de mayor afición hípica que se quedó sin carreras.

Querales, quien también se desempeña como instructor en la Escuela de Entrenadores del Hipódromo La Rinconada, se cataloga como un hípico de pasión y una de sus principales metas es mantener viva la actividad en La Rinconada por donde han pasado luminarias como Gustavo Ávila, los hermanos Cruz, Balsamino Moreira, Raúl Bustamante, Milton Barra, José Luis Vargas, Jesús Rodríguez, Douglas Valiente Juan Vicente Tovar, así como Vittorio Catanese, Millard Ziadie Abigaíl Colmenares, los hermanos Muñoz, Domingo Noguera,Antonio Jacial y muchos otros protagonistas del espectáculo.

“Estamos a la ordenen en el establo número 21 del óvalo de Coche, donde contamos con un equipo de trabajo que su principal atención está concentrada en el caballo de carrera”, afirmó el entrenador que dijo haber ganado dos carreras con la jocketa Cindy Carrero.

Lo último