Tips Hípicos | Retiros Justificados y/o Injustificados

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Muchas veces, nos preguntan si el retiro de un ejemplar está verdaderamente justificado,  y siempre es un verdadero tema de discusión, es importante resaltar que trabajamos siempre para el bienestar y preservar la salud del caballo atleta.

También comprendemos el trabajo arduo de muchos meses de entrenamiento y dedicación de todos los que conforman el entorno del ejemplar, pero muchas veces en un cerrar y abrir de ojo, tiene que ser retirado, ya sea por un traumatismo en el sistema musculo esquelético, por alguna enfermedad generada en algunos de sus sistema, ya sea respiratorio, digestivo, inmunológico y cardiovascular. Un  retiro siempre debe ser justificado cuando en la vida del ejemplar esté involucrada y que atente contra su bienestar, y aparte el público debe de tener la garantía que ese, el que es su caballo favorito va a pasar la meta de llegada en primer lugar.

El caballo de carrera, sabemos que para algunos es una máquina de correr, pero para muchos otros es más bien un ejemplar que da satisfacción  y enormes alegrías. Es por ello cada retiro que se realiza es porque realmente está justificado.

Todos los que formamos parte de esta familia hípica, tenemos que pensar que el hecho de un verdadero retiro justificado, va a garantizar que ese ejemplar dependiendo de su lesión, se recuperará y que su pronta recuperación va a garantizar que su participación en jornadas hípicas, será la más satisfactoria.

De no ser así se agudiza las lesiones y las enfermedades donde traerá como consecuencia que  limitará la vida atlética de ese caballo saliendo perjudicado una gran cantidad de gente, desde el criador hasta el sereno de cuadra.

No debería de existir algún retiro injustificado, ya que estamos para brindar un espectáculo de transparencia y de confianza para el público hípico. De ser así estaría incurriendo en hechos ilícitos.

El caballo de carrera, ya por ser un atleta sufre de todo tipo de enfermedades, lesiones y  situaciones  que lo pueden perjudicar, tales como un simple cambio de implemento o un cambio de cuadra o establo, esos detalles que para muchos pasan desapercibidos el caballo los percibe y lo ve reflejado en conductas, pocos inusuales en él, que puede influir a la hora de correr o de ser retirado, incluso en el aparato de partida. Cada ejemplar que llega a la jornada hípica, está ampliamente garantizado que goza de excelente salud física y mental para ser garante de las diferentes satisfacciones del publico hípico.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
 

Enlaces patrocinados