Tripleplay | Los “importados” del Lara

Tripleplay Los “importados” del Lara

Esta historia con más de 75 años en su haber tiene infinidad de capítulos similares. Imposible que fuese de otra manera. Sin embargo, ninguna como la de los Cardenales de Lara. Si alguien conoce otra, agradecería lo hiciera saber. Por los Cardenales han desfilado cuatro peloteros nacidos en las afuera del estado Lara, que nunca vistieron otro uniforma que no fuese el de dicho equipo. Con al menos 10 años de servicio en la franquicia, debutaron en las grandes ligas con los Azulejos de Toronto, y claro está, que tuvieron una singular carrera en la Liga Venezolana de Beisbol Profesional. Uno de ellos estuvo brevemente con otro conjunto, pero no costará entender porqué esta incluido en el cuarteto. Después de todo, toda regla tiene su excepción.

¿Quiénes son ellos? En estricto ordena alfabético, el pitcher Giovanni Carrara, el lanzador Kelvim Escobar, el jardinero Robert Pérez y el infielder Luis Sojo.

Carrara es la excepción de la regla que hemos adelantado. Nació en El Tigre, estado Anzoátegui, el 4 de marzo de 1968. Debutó con las Águilas del Zulia en 1986, pero 21 de sus 24 campañas en el circuito local, entre 1989 y 2010, las pasó con los Cardenales. Sesenta y seis de sus victorias las alcanzó con el Lara mientras colaboró en la conquista de cuatro campeonatos. En las mayores lanzó para los Azulejos en 1995 y 1996.

Escobar se unió a los Cardenales en 1994 y nació en La Guaira, estado Vargas, el 11 de abril de 1976. En sus diez campañas con los Cardenales entre las temporadas 1994-1995 y 2012-2013, acumuló nueve victorias y formó parte de las escuadras que conquistaron las coronas en las temporadas 1997-1998, 1998-1999 y 2000-2001. Entre 1997 y 2003 formó parte de los Azulejos de Toronto en las ligas mayores.

Robert Pérez nació en Ciudad Bolívar, estado Bolívar, el 4 de junio de 1969 y completó sus 27 temporadas con los Cardenales entre 1988 y 2015, un período en el que el Lara atrapó cuatro gallardetes. Entre sus logros personales, Pérez dio 1372 imparables, solo aventajados por los 1505 de Víctor Davalillo, y conectó 125 jonrones, detrás de los 138 de Eliezer Alfonzo y los 135 de Álex Cabrera. En la gran carpa jugó con los Azulejos de 1994 a 1997.

En las memorias de la liga venezolana, Sojo es el bateador con más títulos de bateo con un total de cinco, obtenidos en las temporadas 89-90 con .351, 90-91 con .362, 93-94 con .372, 94-95 con .376, y 99-00 con .384. Nació el 3 de enero de 1965 en la ciudad de Caracas y sus 21 campeonatos con los Cardenales transcurrieron entre las campañas 1986-1987 y 2006-2007. Con 1007, forma parte del grupo de nueve bateadores con 1000 hits en el circuito venezolano. En las grandes ligas debutó con los Azulejos de Toronto en 1990.

Un testigo de los cuatro pilares de Cardenales sin excepción

A Robert Pérez, Alfonso Saer lo llama “El ébano de Guayana”. Saer es la voz del circuito radial de los Cardenales de Lara, y tiene el privilegio de haber visto llegar y marcharse a los cuatro integrantes de esta historia.

“Vaya tarea esa de apretar en pocas líneas tan fecunda carrera”, afirma Alfonso que de ellos ha escrito en infinidad de ocasiones en el diario el “Impulso” de Barquisimeto.”Dice el tango que 20 años no es nada. Dirá Robert Pérez que 27 jugando tampoco lo son”
De Luis Sojo, dice el narrador, que sin duda es el mejor bateador derecho en la pelota venezolana.

“Sojo fue estrella en la posición que jugara. Sus cetros de bateo los alcanzó como camarero, shortstop, tercera base e inicialista, y en 1986, debutó como jardinero. ¿Dónde los ubicaría? A Pérez en el jardín izquierdo y a Sojo en el campocorto”.

EN TIPS

Relevista a tiempo completo

En una encuesta entre los fanáticos de los Cardenales, probablemente emerja una controversia a la hora de escoger el rol en que preferirán a Giovanni Carrara. No es para menos. Junto con sus 67 victorias, también salvó 56 desafíos con un tope de 10 rescates en la 98-99 y 15 en la 2001-2002.

¿Abridor o relevista?

Alrededor de Kelvim Escobar, posiblemente surgiría una duda igual de razonable. Durante su estadía con los Azulejos fue empleado como abridor, pitcher intermedio y relevista. Algo parecido ocurrió con los Cardenales. Aparte de sus 9 triunfos, rescató seis desafíos. En post temporada, 5 y 7.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Enlaces patrocinados