Tripleplay | Willie Horton: El anfitrión perfecto

Tripleplay Willie Horton El anfitrión perfecto
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

“¡Gracias Willie, eres mi héroe!”, exclamó Miguel Cabrera mientras Willie Horton le entregaba el trofeo de los Tigres, el pasado viernes 24 de septiembre en el parque Comerica Park en Detroit. Que Willie Horton haya sido escogido por los Tigres para representar al equipo en el homenaje a Cabrera, no fue obra de la casualidad. El nombramiento de Horton tuvo una simbología. El acto fue una excusa para celebrar que Cabrera llegara a sus 500 jonrones en las mayores, y si alguien en la historia de la franquicia representó la imagen del cuadrangular, fue Horton. En sus 15 temporadas en Detroit entre 1963 y 1977, 262 de sus 325 vuelacercas los largó con el uniforme de los Tigres.

El primer jonrón lo conectó en el viejo parque de los Tigres, el 14 de septiembre de 1963 frente a los Orioles de Baltimore en su segundo turno en las mayores. Aparte de la connotación personal del estacazo, tuvo otro significado histórico. El joven de 20 años salió de emergente en la baja del octavo por el pitcher Jim Bunning con un corredor en la inicial, y el cuadrangular frente al futuro inmortal Robin Roberts, igualó la pizarra 2 a 2. Fue solo el segundo hit de Detroit en el encuentro y el primero desde el sexto tramo. Los Tigres ganarían luego 3 a 2.

Horton firmó con los Tigres en agosto de 1961, y dos años más tarde se estrenó en las mayores. Nunca fue líder de la liga en cuadrangulares, pero su tope de 36 para una campaña en 1968, en mucho ayudó a los Tigres a ganar su primer gallardete en la Americana desde 1945. Después en la Serie Mundial frente a los Cardenales de San Luis, desempeño un rol decisivo en dos de las cuatro victorias del Detroit. En el segundo encuentro dio un jonrón solitario y empujó dos rayitas. Los Tigres ganaron 8 a 1 para igualar el clásico, y en el sexto Detroit emparejó la serie al imponerse 13 a 1 con su tubey, su sencillo, dos remolcadas y dos anotadas en sus tres turnos. En total, en la serie conectó para .304, y con Al Kaline fue primero del equipo con seis remolcadas para batir a San Luis en siete desafíos. Completó otras seis temporadas con más de 20 vuelacercas, mientras que en 1965 y 1966 superó las cien carreras impulsadas, entretanto era el número uno de los Tigres en la categoría.

Que Cabrera abrazara a Horton en el acto en el estadio Comerica en Detroit, y además lo llamara “Mi amigo”, tampoco fue un gesto de mera cortesía. Cuando Cabrera se unió a los Tigres en 2008 proveniente de los Marlins de Florida, Horton no se cansó de decir a todo el mundo, que era el bateador más completo que había en el equipo desde hace mucho tiempo. Que fuese el anfitrión de la ceremonia, fue un reconocimiento a la certeza de su visión después de conocerlo personalmente.

Bautizado en Venezuela como “El Brujo”

El recordado periodista Carlitos González fue quien bautizó a Horton como “El brujo”.

La directiva del Magallanes despidió al manager Octavio Cookie Rojas por el bajo rendimiento del conjunto, y en lugar del cubano colocó a Horton, quien era uno de los importados.

González era el comentarista en la transmisión radial de los encuentros, y observando el estilo poco ortodoxo de dirigir le colocó el famoso remoquete. Aun así, Horton condujo al Magallanes al título de la liga con marca de 39-31 en la ronda eliminatoria, y luego a la corona de la Serie del Caribe de 1979 celebrada en Puerto Rico.

Horton regresó para el siguiente campeonato pero fue despedido a mitad de campaña al no lograr la fórmula ganadora.

EN TIPS

Jugó hasta 1980

Además de los Tigres de Detroit, Horton también actuó siempre en la Liga Americana, con los Rangers de Texas, los Indios de Cleveland, los Atléticos de Oakland, los Azulejos de Toronto, y los Marineros de Seattle. Actuó en cuatro Juegos de Estrellas.

Gran equipo ese Magallanes

Aparte de dirigir, Horton bateó para ,283 con 4 jonrones y 34 impulsadas. El equipo es uno de los más sobresalientes en la historia.

Entre otros estaban el jardinero Oswaldo Olivares, el campocorto Alexis Ramírez los toleteros importados Michell Page y Dave Coleman, y el pitcher Mike Norris.


Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
 

Enlaces patrocinados