Medvedev: «He perdido dos finales. Quiero ganar la tercera»

Medvedev He perdido dos finales. Quiero ganar la tercera
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Número dos del tenis mundial, el ruso Daniil Medvedev confía en que su momento para alzar el primer título de Grand Slam llegue el domingo en la final del Abierto de Estados Unidos.

El ruso, de 25 años, avanzó el viernes a su tercera final de un torneo grande al derrotar al joven canadiense Félix Auger-Aliassime, duodécimo cabeza de serie, por 6-4, 7-5 y 6-2.

Su rival en la final del domingo será el serbio Novak Djokovic, número uno mundial, o el alemán Alexander Zverev, flamante campeón olímpico.

Medvedev cayó en la final del US Open de 2019 ante Rafael Nadal y el pasado febrero en la del Abierto de Australia ante Djokovic. 

«Cuanto más pierdes algo, más quieres conseguirlo. Más quieres ganártelo y tomarlo», explicó Medvedev.

«He perdido dos finales. Quiero ganar la tercera. Nunca se sabe lo que va a pasar, pero voy a intentarlo más que las dos primeras veces», adelantó. 

LEE TAMBIÉN: Medvedev es el primer finalista del US Open

En su recorrido por este US Open, Medvedev solo ha concedido un set a sus rivales, lo que puede permitirle reservar una valiosa energía para el trabajo que se avecina. 

«Definitivamente ha sido suave», dijo Medvedev. «Ya sabes cómo son los Grand Slam: aunque llegues a la final sin perder un set, todos los partidos van a ser duros a su manera».

«Hubo algunos momentos de tensión. Hubo algunas batallas apretadas. Nunca es fácil, pero estoy contento de haber conseguido reservar muchas habilidades físicas, poder físico y poder mental», afirmó. 

«Sin duda, no creo que nadie sea capaz de ganar un Grand Slam tras jugar las tres primeras rondas a cinco sets», apuntó. «Dudo que haya ocurrido alguna vez. Así que esto es importante. Estoy muy contento de haberlo conseguido rápido».

Medvedev ha pasado 11 horas y 51 minutos en la pista en sus seis victorias, un recorrido muy diferente al de de 2019, cuando simplemente estaba feliz de llegar a su primera gran final.

«Para mí la experiencia es clave», dijo Medvedev. «En la primera, jugando contra Rafa, no era favorito. Ya estaba contento de estar en la final. Fue el primer gran avance».

«Todo fue positivo, lo que me ayudó a jugar bien», recuerda. En aquel momento «no sentía que tenía la obligación de ganar».

AFP

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
 

Enlaces patrocinados