Boxeadores profesionales deslucen en Tokio

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Los boxeadores profesionales han ganado terreno en los Juegos Olímpicos, pero no precisamente están ganando combates.

Estos pugilistas, a los que desde Río 2016 se les ha permitido pelear en la máxima cita del deporte, no han logrado imponerse ante los amateurs.

La campeona de los súper plumas de la FIB Maïva Hamadouche, de Francia, perdió en su primer combate en Tokio este martes ante la medallista de bronce Mira Potkonen, de Finlandia.

Unas pocas horas antes, la polaca Karolina Koszewska —una excampeona profesional de los medianos— fue eliminada en los welter por la turca Busenaz Sürmeneli.

Hamadouche y Koszewska son dos de los púgiles profesionales con más experiencia que se clasificaron entre un grupo de más de 40 para Tokio.

Hamadouche estaba furiosa luego que tres de los cinco jueces anotaron la pelea para Potkonen 29-27 y tan solo uno le atribuyera el triunfo.

“Es muy decepcionante… Yo respeto los valores olímpicos, pero para mí, no perdí esta pelea”, dijo Hamadouche.

Tres de los cinco jueces le dieron el asalto a Potkonen, que pareció dominada por Hamadouche en la recta final.

Lee también: Yoel Finol cayó ante japonés Ryomei Tanaka

En la víspera, el boxeador profesional con más experiencia entre los hombres también quedo fuera.

Wilfred Ntsengue, que pelea por Camrún pero está basado en Montreal, tiene nueve peleas como profesional, pero cayó en una decisión dividida ante Tshama Mwenekabwe, de la República Democrática de Congo.

A igual que sucedió en Rio, los profesionales en Tokio están pasando trabajo para adaptar sus estilos a los criterios del boxeo amateur.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
 

Enlaces patrocinados