Lucha: La prueba más retadora frente a la pandemia

lucha olímpica
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Ver las competencias olímpicas de lucha en medio de la pandemia del Covid-19 es como ser parte de un experimento viral sobre la dispersión de gotas, aerosoles y fluidos.

Se trata de la disciplina de mayor contacto físico en el programa olímpico y con ella queda al descubierto los riesgos que toman los atletas solo por poder cumplir el sueño olímpico.

No usan tapabocas y están en contacto constante, abrazándose y compartiendo sudor, saliva y —de vez en cuando— sangre.

Pero los atletas confían en los protocolos de seguridad, que -aunque le han quitado diversión- han hecho posibles los juegos.

Para la luchadora brasileña Aline Silva, es un precio necesario.

Lee también: Biles regresa a la competición y al podio

Espera que los Juegos de Tokio sirvan como contrapeso a la fatiga de COVID-19 y envíen un mensaje aleccionador de que hasta que el virus no sea derrotado por completo, las personas de todas partes deben ser más cautelosa.

“En Brasil, todos saben que lo mejor es no ir a fiestas y esas cosas, pero no sé por qué no les importa, porque de igual forma lo hacen…necesitamos mostrarle a la gente que en este momento necesitamos enfocarnos”, dijo Silva.

“Creo que, en este momento, las personas deberían pensar sobre sus vidas… Aquí estamos, intentando derrotar a este virus. Necesitamos hacer nuestra parte para que todos sobrevivan”, concluyó.

AP

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
 

Enlaces patrocinados