martes, abril 23, 2024
InicioMás DeportesPesasReinner Arango, el juvenil que acaparó miradas en el Preolímpico

Reinner Arango, el juvenil que acaparó miradas en el Preolímpico

El campeón juvenil de Guadalajará 2023 se colgó dos preseas de plata en los 73 kg y avivó las ilusiones entorno a su futuro

Soñando con la equitación y buscando oportunidades en el fútbol estaba Reinner Arango, cuando lo vio por primera vez el entrenador Jesús Ortega y, por instinto quizás, le pidió hacer una prueba de aptitud física para Levantamiento de pesas. 11 años han pasado desde entonces y ese muchachito de Carabobo ahora es campeón juvenil y fue la gran sorpresa del Campeonato Panamericano y Preolímpico, que se realizó en Parque Miranda.

Sorpresa, claro, para todos aquellos que aún no conocen su historia. Pues para los que le han seguido la pista en los últimos años, no fue más que la ratificación de que ahí está el futuro de la disciplina.

Reinner Arango, que se alzó Campeón Mundial Junior de Halterofilia, el año pasado en Guadalajara, acaparó los reflectores del Gimnasio José Joaquín “Papá” Carrillo, donde se celebró el Campeonato Panamericano, del 24 al 28 de febrero. Compitió en la categoría 73 kg, la misma del subcampeón olímpico Julio Mayora, y terminó cubriéndose de gloria.

Lee también: Venezuela se colgó 44 preseas en el Preolímpico de Pesas

El plan era “tener una buena competencia” y demostrar que el futuro es promisorio. Pero la tenacidad, madurez y persistencia que mostró en la plataforma terminaron convirtiéndolo en el subcampeón de la categoría.

Y es que, luego de culminar cuarto en el arranque con 138 kg, lo dio todo en el envión y con un levantamiento de 170 kg y ganó dos de las medallas más importantes de su joven carrera. Estaba persiguiendo el bronce, pero los caprichos del deporte le colgaron un par de platas en el cuello. Mayora quedó descalificado en esa modalidad, al fallar sus tres intentos, y las marcas de Arango -que en total levantó 308 kg- fueron las segundas mejores.

Verse en el segundo escalón del podio fue una sorpresa para él, pero también un espaldarazo a sus ilusiones.

“En ningún momento aspire la plata, estaba peleando por el bronce, pero más que eso quería hacerlo bien en casa, muchas personas estaban apoyándome y en realidad ellas fueron las que me impulsaron a nunca desistir y siempre querer ir por más”, confesó Arango, que en medio de la competencia incluso sufrió un tirón en los isquiotibiales, pero nunca consideró la posibilidad de rendirse.

Reinner Arango
Reinner Arango. (Foto: Cheo Pacheco)

“Estas platas me motivan a querer ser mejor y me demuestran que puedo darle la pelea a mis contrincantes de una mejor manera… Estoy bien, pero sé que puedo estar mucho mejor”, advirtió el campeón del mundo, que ya tiene en la mira los Juegos Olímpicos, Los Ángeles 2028.

Una promesa brillante

Reinner Arango, el mayor de los tres hijos de la sra. Edeidy, es el único atleta de su familia, una casualidad bonita y la promesa de una gran historia. Un accidente a los ocho años lo alejó de la equitación, pero el futuro lo recompensó con oportunidades de peso.

“No lo pierdan la pista, se va a perder de vista”, advirtió el presidente de la Federación Venezolana de Levantamiento de Pesas, Luis Seijas, en la presentación del Campeonato Panamericano, en el que Reinner terminaría siendo subcampeón.

Y es que el carabobeño ha cultivado esa esperanza con hechos. En los ocho años que tiene de práctica ya ha ido a tres mundiales, siendo subcampeón U17 en 2021 y campeón en 2023, pero además ganó:

  • Plata en los primeros Juegos Panamericanos Junior que se realizaron en Cali y el Valle del Cauca, en 2021
  • Bronce en los Juegos Bolivarianos, Valledupar 2022
  • Bronce en los Juegos Suramericanos, Asunción 2022
  • Plata (2) en los Juegos Centroamericanos y del Caribe, San Salvador 2023

Sí, la historia apenas comienza, pero está sustentada con grandes resultados. Por ahora no hay una rutina especial que defina su andar por la plataforma, pero sí mucha fé y unas ilusiones enormes.

“Solo me enfoco en lo que estoy trabajando, en lo que entrené y sé que Dios va conmigo, así que salgo con toda la actitud”, comentó el jovencito, cuyas mejores marcas -por ahora- son los 141 kg en arranque y 176 kg en envión que alzó en el Mundial de Guadalajara.

“El libro sigue llenándose de historias, con muchas más ganas que ayer”, concluyó con una sonrisa.

Deja un comentario

Lo último