miércoles, agosto 10, 2022
InicioNegociosRené Higuita, el arquero que revolucionó el fútbol

René Higuita, el arquero que revolucionó el fútbol

En la historia del fútbol ha habido jugadores que, por su singular forma de desenvolverse en la cancha, cambiaron la manera de jugar en su puesto. Uno de ellos fue el colombiano René Higuita, todo un revolucionario bajo los palos de la portería. Vamos a conocer su historia.

Una infancia desdichada

Nacido en Medellín el 27 de agosto de 1966, era hijo de madre soltera, quien murió siendo niño Higuita. Por ello, fue criado por su abuela en medio de grandes dificultades económicas. De hecho, el futuro portero hubo de desempeñar distintos trabajos como repartidor de periódicos.

Sus comienzos como arquero fueron anecdóticos. En su escuela se organizó un torneo con objeto de elegir jugadores para Independiente de Medellín. Entonces, Higuita jugaba de delantero, pero, cómo se lesionó el guardameta, ocupó este puesto. Ya no lo abandonaría.

Futbolista profesional

Como futbolista profesional, el cancerbero se inició en 1985 dentro de las filas de Millonarios, al que llegó tras participar en el Sudamericano juvenil de Asunción (Paraguay). En el club de Bogotá conoció al que se considera uno de sus modelos, el portero argentino Alberto Vivalda, conocido como «el Loco».

Este, como más tarde haría Higuita, acostumbraba a salir del arco con el balón en los pies y regateando contrarios. Y, según parece, de ahí tomó nuestro personaje su manera de jugar.

Sin embargo, un año más tarde, Higuita pasó al Atlético Nacional, donde coincidió con el preparador que más lo marcó: Francisco Maturana. Con el equipo de Medellín ganó la Copa Libertadores de 1989. Los colombianos vencieron en la tanda de penaltis al Olimpia de Paraguay e Higuita, no solo detuvo cuatro, sino que además anotó uno.

Ya por entonces era titular en la selección nacional y, en 1991, acompañó a Maturana en su aventura española. Ambos ficharon por el Real Valladolid, aunque Higuita no tuvo demasiada fortuna y retornó a Colombia a mitad de temporada para volver a ocupar la meta del Atlético Nacional.

Cuatro años más tarde, volvió a tener actuaciones decisivas para que su equipo llegase de nuevo a la final de la Copa Libertadores. En las semifinales contra River Plate anotó un gol de falta directa, paró un penalti y marcó otro. Sin embargo, terminarían perdiendo la final contra Gremio de Porto Alegre.

Finalmente, Higuita se retiró en el club Aucas de Ecuador en 2010. Fue un auténtico revolucionario del fútbol por su manera de jugar con los pies, regateando contrarios e incluso anotando goles. Pero, sobre todo, por su famoso despeje del escorpión, marca de la casa, que era una jugada arriesgada no repetida por otros arqueros.

En conclusión, Higuita fue una figura que todos los aficionados al fútbol deberíamos conocer. Con su peculiar forma de entender el juego, cambió la manera de hacerlo por parte de los porteros. Precisamente podemos hacer apuestas deportivas en Betsson Colombia y Venezuela sobre cuántos goles encajarán estos y también sobre qué resultados obtendrán sus respectivos equipos o cuál de ellos ganará su campeonato.

Deja un comentario

Lo último