viernes, julio 19, 2024
InicioOpinionesCristóbal Guerra4 de 72: ¿dónde quedó el fútbol?

4 de 72: ¿dónde quedó el fútbol?

Disfruten de una nueva entrega de "Camiseta 10" por Cristóbal Guerra

Le damos vueltas a la historia y podemos encontrar coincidencias. Por ejemplo, el teatro griego y el fútbol venezolano. En aquel, el primer acto era el conflicto, después el drama, y todo terminaba en la tragedia sin solución. En el fútbol de aquí el conflicto llega con la obligación de enfrentar fuerzas superiores, el drama cuando los marcadores hablan claro de las goleadas recibidas, y la tragedia en la imposibilidad de encontrar solución a todo este cuadro.

Sin embargo, aquí hay una diferencia con los griegos: sí pueden haber maneras de luchar contra finales como los que hemos visto en las últimas semanas, es decir, contra las predicciones pesimistas del teatro de Atenas. Lo primero que hay que ver es admitir la inferioridad, y partir desde ahí para ir creciendo. No se puede esconder un cuatro o cinco a cero con uniformes nuevos, con ruedas de prensa en las que se pintan panoramas artificiales que, a veces, jugando al optimista, algunos medios de comunicación creen y siguen…

En la reciente Copa Libertadores, Táchira y Caracas sumaron en 12 partidos dos puntos y sin ninguna victoria; cinco goles a favor, 30 recibidos. En la Copa Suramericana, a Metropolitanos y Rayo Zuliano no les fue mejor: 12 partidos, ningún triunfo, cuatro goles marcados, 34 en el arco. La suma total de los cuatro equipos, dice: 24 partidos, sin victorias, cuatro puntos, nueve goles anotados y 64 encajados. Es decir: los cuadros nacionales solo alcanzaron cuatro puntos de 72 posibles.

Echamos una ojeada a la historia, iniciada internacionalmente para los equipos en 1964 con la Libertadores, y no es posible conseguir una debacle como esta: ¿dónde quedó el fútbol, qué pasó con el acceso a la segunda fase perdida desde 2009, a los cuartos de final vividos algunas veces en el pasado?…

No se puede decir que los equipos venezolanos no trabajan. Lo hacen, se organizan, fomentan mal que bien sus categorías menores y dan chance de juego a los muchachos emergentes, solo que hay corrientes contra las que es difícil luchar. Fernando “Colorado” Aristeguieta decía que el problema es la falta de cultura futbolística del jugador, y quien escribe le agrega que, allá adentro, es la ausencia de raíces en un país en el que por razones económicas y sociales, el beisbol se entronizó más en el alma de la gente.

¿Qué hacer? Que lo digan los teóricos, los entrenadores, aquellos a quienes corresponde y seguirá correspondiendo. No todo es la Vinotinto y sus resultados, porque eso es una circunstancia que sube y baja; lo esencial es el cambio de formato, de hacer diferentes las cosas para que perduren en el tiempo. En el fondo, del cambio de estructuras.

Nos vemos por ahí.

Deja un comentario

Lo último

La portada de hoy

Nosotros

Somos la publicación impresa y digital líder en deportes de Venezuela. Un medio del Grupo Últimas Noticias

Aliados de las Grandes Ligas del Beisbol

Contactos

© 2023 C. A. Últimas Noticias RIF J-00037398-1